10 TIPS PARA PROTEGERSE BIEN DEL SOL

  1. Evita las horas de riesgo. Limita la exposición al sol y evita la franja horaria de las 12h a las 16h ya que la radiación solar llega más vertical y es más intensa. Pediatras y dermatólogos recomiendan no exponer a los niños a la luz solar directa.
  2. Aplica bien el fotoprotector. Ponte el fotoprotector media hora antes de la exposición al sol y sobre la piel limpia y seca de forma generosa. Reaplicalo cada dos horas.
  3. ¡Por todo el cuerpo! No te olvides de aplicarlo, también en orejas, manos, pies y en zonas especialmente sensibles como nariz, labios y empeines.
  4. Si tiene problemas en la piel… Debe usar fotoprotectores específicos adaptados a tu piel y a sus necesidades.
  5. No olvides ir bien equipado con… una indumentaria adecuada. Pediatras y dermatólogos recomiendas proteger a los niños con sombrero, camiseta y gafas de sol.
  6. ¿Y los más peques? Utiliza fotoprotectores específicos para ellos.
  7. ¡Utilízalo todo el año!
  8. También en días nublados. Las nubes sólo frenan el 10% de los rayos UVA, por lo que la mayor parte de ellos llegan a tu piel.
  9. Y después del sol…¡ Es hora de calmar la sed de tu piel! Después de estar expuesto al sol no olvides hidratar y calmar tu piel con After Sun.
  10. Revisa tu piel regularmente. Además de foto protegerte diariamente, la revisión de tu piel y la de los tuyos es muy importante para la prevención de diversas enfermedades.

RADIACIÓN Y PROTECCIÓN DE LA PIEL

PROTECTOR JULIO 2019 

MÁS ALLÁ DE LOS UV

La fotoprotección de la piel humana mediante protectores solares y productos de cuidado diario se ha centrado tradicionalmente en la prevención de los daños agudos (por ejemplo, la quemadura solar) y crónicos (cáncer de piel y fotoenvejecimiento) que pueden producirse por la exposición a los rayos ultravioleta (UVB y UVA).

Sin embargo, durante la última década, se ha apreciado que las longitudes de onda más allá del espectro ultravioleta, en particular la luz visible y la radiación infrarroja, contribuyen al daño de la piel en general y al fotoenvejecimiento de la piel humana en particular. En consecuencia, la industria cosmética ha desarrollado productos para el cuidado de la piel y protectores solares que protegen no sólo frente a la radiación UVB o UVA, sino que también proporcionan fotoprotección frente a la luz visible y la radiación infrarroja.

Este artículo realiza una visión general de los efectos biológicos de la radiación solar en la piel humana y posteriormente, en base a esta información, revisa las estrategias cosméticas que se están utilizando con éxito para conseguir una fotoprotección de la piel más allá del ultravioleta.

El espectro solar se compone de aproximadamente de 53% de rayos infrarrojos (IR), 40% de luz visible (Vis) y solamente 7% de rayos ultravioleta (UV), los más conocidos. Se diferencian entre sí por su longitud de onda y su penetración más o menos profunda en la piel.

Los rayos ultravioleta son una radiación electromagnética invisible para el ojo humano. El rango de la radiación ultravioleta (UV) está formado por:

  • La radiación UVC (100-290nm), que queda bloqueada en la capa de ozono y no alcanza la superficie terrestre.
  • La radiación UVB (290-315nm), que queda absorbida en un 90-95% por la capa de ozono.
  • La radiación UVA (315-400nm), que representa el 95% de la radiación UV que llega a la tierra. Se clasifica en UVA tipo II, o UVA de onda corta (320-340nm) y UVA I, o UVA de onda larga (340-400nm).

Los rayos UVB tienen intensidad variable según la estación del año, la hora del día y el lugar geográfico. Al ser de onda media y alcanzar menor profundidad, no atraviesan el vidrio u otras superficies. A nivel de la piel, los UVB penetran en la epidermis y tan sólo en un 10% en la dermis superficial (dermis capilar).

En cambio, los UVA están presentes todo el año, manteniendo la misma intensidad a cualquier hora del día. Los UVA atraviesan las nubes y el cristal y penetran más profundamente en la piel que los rayos UV-B incluso hasta la dermis profunda (dermis reticular).

La radiación visible (Vis) compone el 40% del espectro solar. Tiene una longitud de onda comprendida entre 400 y 800nm. Aporta energía química y calorífica aunque menos que la infrarroja.

La radiación infrarroja, invisible para el ojo humano, representa alrededor del 54% de la radiación solar que llega a la tierra. Se sitúa en el rango de entre 760nm hasta 1nm y se divide en tres bandas: IR-A (760-1400nm), IR-B (1400-3000nm) y IR-C (3000 nm-1nm).

  • IR-A representa el 65% del total de la radiación infrarroja. Es la que tiene mayor capacidad de penetración en la piel pudiendo llegar hasta una profundidad de Esto significa que alcanza la capa más profunda de la piel, la hipodermis.
  • IR-B e IR-C son las responsables de la sensación térmica, es decir, del calor que proporciona el sol. Se trata de un calor seco que no aumenta la temperatura superficial de la piel, por lo que no somos conscientes del daño que produce. IR-B e IR-C penetran en la epidermis donde disminuyen la tasa de recambio de los queratinocitos (renovación celular).

 

EFECTOS PERJUDICIALES EN LA PIEL DE LOS RAYOS UV, Vis e IR

La exposición al sol tiene numerosos efectos beneficiosos en el organismo (síntesis de la vitamina D, regulación del estado anímico, etc.) y en algunas enfermedades cutáneas (psoriasis, vitíligo…). Sin embargo, la exposición prolongada y/o sin la protección adecuada a la luz solar tiene graves consecuencias para la piel.

Rayos ultravioleta. Los efectos a corto y largo plazo son ampliamente conocidos por el farmacéutico. A modo de recordatorio:

  • Los UVA producen formación de radicales libres, oxidación de los lípidos de las membranas y mutaciones en el ADN de queratinocitos, melanocitos y fibroblastos. A largo plazo, los UVA tienen un papel fundamental en el envejecimiento cutáneo prematuro y acelerado, que se manifiesta en forma de piel engrosada, arrugas, sequedad, flacidez e hiperpigmentación.

También pueden  ocasionar inmunosupresión, fotosensibilidad (erupción polimorfa, urticaria solar) e inducir el inicio de melanomas cutáneos  y carcinoma.

  • Los UVB, los más energéticos y peligrosos, son los responsables de la aparición de eritemas, inflamación y quemaduras. Desempeñan un papel secundario en el fotoenvejecimiento y un papel crucial en la aparición de la mayoría de tipos de cáncer de piel.

Luz visible y luz infrarroja, tan ignoradas como peligrosas

A diferencia de lo mucho que se ha investigado el efecto perjudicial de las radiaciones UV, son pocos los estudios que se han ocupado de los efectos cutáneos de las radiaciones visible e infrarroja. Las investigaciones recientes demuestran por qué la luz visible ( sobre todo luz azul) y los IR se han convertido en los nuevos “enemigos” de la piel.

Luz visible. Los efectos nocivos son:

  • Pigmentación más oscura e irregular. La luz azul, o luz de alta energía (HEV) (longitud de onda entre 390 y 500nm), aumenta el contenido de melanina en la piel y modifica su distribución en las capas epidérmicas. En otras palabras, los queratinocitos que migran hacia la capa córnea están “sobrepigmentados” y se reparten de forma “anárquica” en la epidermis, lo que comporta que, una vez que los queratinocitos alcanzan la superficie de la piel, ésta tenga una pigmentación irregular, con manchas oscuras. Este efecto es más marcado en las personas con fototipos de piel oscuros (IV-VI) aunque también aparece en los fototipos I-III.

La capacidad de la luz visible para inducir la pigmentación de la piel plantea la cuestión del papel que desempeña la luz visible en los trastornos pigmentarios fotoinducidos, como por ejemplo el melasma y la hiperpigmentación post-inflamatoria. De hecho, se cree que la luz visible de los espacios interiores (hogar, oficina… ) es suficiente para causar el melasma mediante la interacción con fototoxinas potenciales.

  • La luz visible genera un enrojecimiento inmediato producido por una vasodilatación y que desaparece en pocas horas. No hay que confundirlo con el eritema producido por los rayos UVB, que aparece varias horas después de la exposición al sol y dura varios días.
  • Los Vis inducen la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) que provocan daños en el ADN mitocondrial. De hecho, la luz visible junto con la IR generan de más de la mitad de los radicales libres del espectro solar completo.

La luz visible aumenta también la actividad de la metaloproteínasa de matriz 1 (MMP-1), o enzima degradadora del colágeno dominante. La consecuencia es la desnaturalización de las fibras de sostén (colágeno y elastina) de dermis y la disminución de la síntesis de colágeno de nuevo.

  • Otras acciones descritas son el aumento de la liberación de citoquinas proinflamatorias, la inmunosupresión de las células de Langerhans, la disminución de los carotenoides de la dermis y el retraso de la recuperación de la barrera epidérmica, que favorece la deshidratación de la piel.

En resumen, la luz visible –especialmente la luz azul- contribuye sobre todo al fotoenvejecimiento y la microinflamación crónica de la piel.

Rayos infrarrojos-A. Los efectos sobre la piel surgen a largo plazo y son acumulativos:

  • Angiogénesis e inflamación cutánea por extravasación de mediadores inflamatorios.
  • Estrés oxidativo. La radiación IR- A aumenta la formación de ROS, fundamentalmente en las mitocondrias. El calor de los IR además disminuye la actividad enzimática antioxidante de la propia piel.
  • Degradación del colágeno y elastina. El calor IR-A aumentan la actividad de las MMP-1, -3, -12. Esto se traduce en pérdida de elasticidad y firmeza, con efectos visibles en forma de arrugas, descolgamiento y flacidez.

La radiación IR-A es la que penetra más profundamente por lo que su capacidad de fotoenvejecer la piel es mucho mayor.

  • Provocan lesiones en el ADN celular, que se suman a las causadas por los rayos UVA. De momento no ha descubierto la relación entre IR-A y cáncer si bien se sabe que el IR-A modifica más de 500 genes diferentes, algunos relacionados con los procesos de apoptosis o muerte celular.

LOS FOTOPROTECTORES DEL S. XXI

Según lo expuesto, todas las longitudes de onda del espectro solar producen efectos dañinos en la piel. En consecuencia, los productos destinados a proteger la piel del sol no deberían limitarse a actuar sobre los UV y UVB sino abarcar la totalidad del espectro solar conocido (UVA + UVB+ luz visible+ infrarrojos).

Estos fotoprotectores más completos disponen de todo un sistema de activos que absorbe, refleja y neutraliza las diferentes ondas del espectro de la luz.

Protección ultravioleta. Se realiza mediante filtros inorgánicos – anteriormente denominados “físicos”-, filtros orgánicos y filtros organominerales o mixtos. Estos últimos actúan tanto por reflexión como por absorción de la luz y aúnan las ventajas de los orgánicos ( cosmeticidad).

Hoy en día, los filtros inorgánicos utilizados mayoritariamente son “nano”, es decir, tienen un tamaño de partícula inferior a 100nm.

Los protectores solares de amplio espectro ofrecen una buena protección contra las radiaciones UVB y UVA. Sin embargo, no suelen proteger de forma eficaz del estrés oxidativo ocasionado por los UV. Para aumentar la protección antirradicales libres, se recomienda utilizar además un preparado antioxidante tópico, por ejemplo antes de la aplicación del fotoprotector. Una gran variedad de antioxidantes (vitaminas C y E, Polypodium leucotomos, pycnogenol,resveratrol…) incluidos en los fotoprotectores tienen demostrada eficacia por vía tópica.

Protección frente a la luz visible.

Solamente son capaces de reflejarla los pigmentos ópticamente opacos, es decir, los filtros inorgánicos. Los más utilizados son el óxido de zinc, el dióxido de titanio y los óxidos de hierro. Éstos últimos proporcionan un tono marrón-rojizo a la fórmula por lo que se utilizan principalmente en los fotoprotectores con color.

Si nos centramos en la protección frente a la luz azul, se ha demostrado que la combinación de dióxido de titanio y el filtro químico MBBT es capaz de reflejarla de la piel en un 50%. Los filtros se acompañan de activos que actúan sobre los efectos de la luz azul en la piel, como la melanina fraccionada y los extractos de chile (Capsicum annuum), semilla de cacao (Theobroma cacao) y del arbusto Buddeleja officinalis.

Protección contra los infrarojos. Los filtros utilizados en los protectores solares son efectivos para disminuir los efectos de las radiaciones ultravioleta A y B,pero no protegen contra los infrarrojos.

En la actualidad no hay ningún filtro solar que bloquee la radiación IR-A. Esta acción se consigue mediante la combinación de filtros minerales y filtros biológicos (antioxidantes o antirradicales libres), especialmente los que se dirigen a la mitocondria.

No hay ningún filtro solar que bloquee la radiación IR-A.

Se ha demostrado que la mezcla de extracto de semilla de uva, ubiquinona, vitamina C y vitamina E proporciona una protección eficaz frente al incremento de MMP-1 in vitro inducido por la radiación IR-A.

Otros activos que frenan la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS) y/o inhiben la MMP- 1 inducida por los IR son la oxotiazolidina- precursora de la taurina- y los extractos de arándano rojo ( Viccinium vitis-idaea), sanguinaria (polygonum aviculare) y tara ( Caesalpinia spinosa), entre otros.

Si se desea una protección IR más completa, a los filtros inorgánicos, los antioxidantes y los inhibidores de la degradación de colágeno hay que añadir un cuarto grupo de sustancias: las que atenúan la inflamación ocasionada por los IR-A. Se trata de activos cosméticos como el extracto de Physalis angulata y el fermento de la bacteria Thermus thermophylus que inhiben la liberación de mediadores proinflamatorios. También se utilizan activos inhibidores del receptor TRPV- 1 que mitigan la inflamación neurogénica.

La gran mayoría de los activos mencionados posee  varias acciones anti- IR y son habituales en la formulación de los solares con protección infrarroja.

Medir la protección Visible e IR-A, el próximo desafío

Acciones complementarias. Las formulaciones pueden incluir otros  ingredientes, que dan valor añadido al fotoprotector. Los más habituales son:

Protectores de  los queratinocitos y las células de Langerhans, como la ectoína y el alga roja Lithothamnium calcareum,

Protectores del ADN, como las algas Laminaria ochroleuca y Undaria pinnatífida,

Activadores del bronceado, como los derivados de la tirosina y los péptidos agonistas de la melanotropina (acetyl hexapeptide-40),

Antiarrugas (ácido hialurónico de bajo peso molecular), nutritivos (karité, aceite de argán), despigmentantes, matificantes, calmantes, etc.

A diferencia de la protección frente a la radiación UVB y UVA, para las que se han definido índices como el factor de protección solar (FPS) y el oscurecimiento pigmentario persistente (PPD), respectivamente, para indicar el grado de protección proporcionado por un producto determinado, los índices de protección Visible e IR- A aún no están regulados.

OBJETIVO: PROTECCIÓN 365 DÍAS AL AÑO

A estas alturas, buena parte de la población es consciente de la necesidad de usar el fotoprotector en determinadas situaciones: playa, alta mar y alta montaña. Sin embargo, una gran parte del público todavía es reticente a aplicar el fotoprotector en la vida diaria. Las razones son diversas: el desconocimiento de los efectos nocivos del sol a largo plazo; el deseo de lucir un tono bronceado durante todo el año; la creencia (infundada) de que “en la ciudad no son necesarios” y otras muchas razones más.

El papel del farmacéutico, como profesional de la salud, es determinante en la educación sanitaria de la población. En el caso de la fotoprotección, el farmacéutico puede proporcionar información sobre los riesgos asociados a la exposición solar y ofrecer consejo personalizado  en la elección de fotoprotectores y complementos alimenticios así como el modo correcto de aplicarlos o administrarlos.

Fotoprotectores para cada necesidad.

En la oficina de farmacia se dispone de numerosas opciones:

Fotoprotectores urbanos. Se trata de fórmulas ligeras e imperceptibles, idóneas para aplicar solas o antes del maquillaje. La composición incluye sustancias filmógenas (impiden que se depositen directamente sobre la piel las partículas en suspensión del ambiente), antioxidantes y calmantes que atenúan la microinflamación crónica de la piel ocasionada por el sol, la polución y el estrés.

  • Protectores destinados a deportistas, resistentes al agua y al sudor y con índice de protección elevado.
  • Fotoprotectores para las pieles reactivas, formulados sin perfumes y con filtros 100% minerales.
  • Formatos fáciles de usar y llevar, para que se puedan reaplicar a lo largo del día: sprays de uso sobre la piel mojada, barras, brochas de polvos, etc.
  • Fórmulas más naturales, biodegradables y libres de filtros químicos, parabenos y siliconas.
  • Fotoprotectores para necesidades especiales: piel atópica, alergia solar, pieles sometidas a tratamientos médico- estéticos, fotoprotección pediátrica…

Complementos alimenticios, el “refuerzo” desde el interior

Los complementos que contienen antioxidantes han demostrado su eficacia para mitigar el daño de la piel causado por los UV.

El carotenoide luteína protege del daño oxidativo de la luz visible mediante absorción de la luz azul.

En cuanto a los IR, en teoría puede ser interesante la suplementación con antioxidantes ya que los  IR dañan sobre todo en la dermis y los antioxidantes llegan directamente a la dermis mediante el torrente sanguíneo. Queda por demostrar mediante estudios científicos si este enfoque funciona para la protección IR_A de la piel.

CONCLUSIÓN

El descubrimiento de que las longitudes de onda más allá del espectro UV, en particular la radiación IR-A y la luz visible en ciertas condiciones (luz azul, fototipos oscuros), contribuyen al daño de la piel inducido por la radiación solar ha impulsado el desarrollo de nuevos productos para la fotoprotección de la piel.

Los antioxidantes aplicados tópicamente son uno de los pilares de estos productos, y han demostrado inequívocamente su efectividad mediante estudios por vía oral complementan la acción de los fotoprotectores y antioxidantes por vía tópica, como mínimo para las radiaciones UV y la luz azul.

El farmacéutico debe permanecer atento a los avances en fotobilogía y a la evolución de las formulaciones de productos solares para ofrecer un consejo actualizado y personalizado sobre la fotoprotección de la piel.

 

INSUFICIENCIA VENOSA CRÓNICA

varices_vena_sangre_pierna

La insuficiencia venosa crónica constituye el trastorno más frecuente y se define como el estado permanente del sistema venoso, en el que existe dificultad para el retorno sanguíneo en los miembros inferiores. Es una enfermedad crónica de curso evolutivo lento causada por una disfunción en el sistema venoso de los miembros inferiores. Suele comenzar a manifestarse de forma paulatina, con mínimas dolencias que incrementan su relevancia hasta llegar a producir en algunos casos molestias invalidantes y complicaciones, como úlceras y lesiones cutáneas tróficas.

Los problemas asociados a la insuficiencia venosa crónica pueden clasificarse en:
• Problemas estéticos, dilataciones varicosas en mayor o menor grado.
• Pesadez y edemas en las piernas.
• Pesadez de piernas
• Sensación de distensión, de hinchazón en miembros inferiores, que empeoran con el calor y mejoran con el frío.
• Dolor y prurito local sobre las varices: Dolor suele ser poco intenso y no siempre está presente.
• Cansancio
• Calambres musculares
• Parestesias nocturnas
• Debilidad
La sintomatología clínica de la insuficiencia venosa suele mostrarse en diversos estadios:
• Grado I. Aumento del relieve y de la visibilidad de la red venosa en la superficie cutánea.
• Grado II. Aparecen síntomas subjetivos como cansancio, pesadez y lentitud de las piernas, dolor, calambres y edema.
• Grado III. Aparecen signos de sufrimiento cutáneo, como picor, quemazón, aumento de la pigmentación (dermatitis ocre), capilaritis, induración y atrofia.
• Grado IV. Viene definido por la úlcera varicosa o flebostática consecuencia de formas necróticas de capilaritis.

Las varices son en general bien toleradas salvo en los grados más avanzados o que aparezcan las complicaciones.
A pesar de su gran relevancia, la insuficiencia venosa crónica está minusvalorada por todos los agentes implicados en la salud e incluso por los propios pacientes. Los tratamientos farmacológicos para esa patología son considerados por la Administración Sanitaria como “ subgrupo farmacológico de utilidad terapéutica baja”
El tratamiento es fundamentalmente sintomático y está encaminado a prevenir la evolución de las varices, sus complicaciones y secuelas. Una vez instauradas las varices, no existe tratamiento medicamentoso que pueda revertir el proceso. La eliminación de la variz solo puede realizarse quirúrgicamente.
El paciente debe evitar el sedentarismo, periodos prolongados de pie y sentado, cambiando cada cierto tiempo de actividad o dando un pequeño paseo. Igualmente, deben evitarse los viajes prolongados o en su caso mover las piernas y flexionar los pies. Si es posible se deben levantar las piernas unos 15 cm por encima del tronco, durante 20 min tres veces al día, para facilitar el retorno venoso.
Es beneficiosa la actividad física moderada, paseos, gimnasia, bicicleta o cualquier deporte que active la musculatura de las piernas. La natación es especialmente recomendable porque el individuo está en posición horizontal, la temperatura del agua es inferior a la del cuerpo, así como por la presión que el agua ejerce, la escasa resistencia y el ejercicio físico con los miembros inferiores.
El paciente debe evitar el calor en las piernas, baños solares prolongados, saunas, baños muy calientes ya que producen vasodilatación y disminuyen el retorno venos de los miembros inferiores.
Asimismo, se desaconseja la depilación con ceras calientes. Por el contrario, las duchas frías sobre las piernas, con movimientos circulares ascendentes desde los pies son recomendables.
Las medidas dietéticas van encaminadas a disminuir el consumo de sal, ya que retiene líquidos y favorece el edema, y a evitar el sobrepeso y la obesidad.
Durante el embarazo, todas estas medidas deben extremarse ya que la compresión del feto sobre el territorio venoso de retorno y los cambios hormonales, junto con un aumento del volumen circulante, pueden complicar las varices existentes o favorecer la aparición de nuevas.

LAS PICADURAS EN VERANO

picaduras2PICADURA 1

Con la llegada del buen tiempo, los insectos despiertan. El mosquito tigre o la mosca negra acompañan a los habituales mosquitos, abejas, avispas y tábanos. Y en la playa, las medusas son las protagonistas, debido a la menor presencia de depredadores en alta mar y a la elevada temperatura del agua del océano que, por falta de lluvias, no se enfría lo suficiente.

El picor es una respuesta del cuerpo ante una alergia, ya sea a un medicamento, alimento, planta o picadura de insecto hematófago o himenóptero. El picor podría definirse como una sensación desagradable que se alivia rascando la misma piel. Lo que sucede es que con el rascado excesivo se produce mayor irritación y heridas superficiales en la piel que, si no se tratan, pueden infectarse.

 

INSECTOS EN VERANO

Las moscas, mosquitos y tábanos son insectos hematófagos. Succionan sangre, inyectando una secreción de saliva QUE PROVOCA EL PICOR.

Estos insectos habituales van acompañados de los conocidos mosquitos tigre y moscas negras. EL mosquito tigre es de color casi negro y con unas bandas características de color blanco en las patas y el dorso, y suele habitar en zonas de aguas estancadas.

Las abejas, avispas, abejorros y hormigas son insectos de la familia de los himenópteros. Sus picaduras producen reacción local, dolor e inflamación. Este tipo de insectos pica con más facilidad a las personas que se mueven constantemente, a las que se perfuman – ya que les atraen determinados olores-, y a los que se visten o llevan puesta ropa de colores vivos.

 

CUANDO LA “VÍCTIMA” ES UN NIÑO

Cuando los niños son los afectados por las picaduras, tanto de insectos como de medusas es preciso prestar especial atención. Es importante:

  • Tratar muy rápidamente las picaduras en la boca o la laringe
  • Lavar y desinfectar para una buena recuperación y para evitar consecuencias más graves.
  • Averiguar si el niño o niña es alérgico a los insectos o a determinados medicamentos.

 

REPELENTES DE INSECTOS

Las moscas, mosquitos y tábanos pican en las zonas descubiertas del cuerpo. De forma preventiva, se recomienda el uso de camisas y pantalones de manga larga a partir del atardecer, y aplicar repelentes o insecticidas en los lugares donde haya muchos insectos.

Los repelentes son sustancias que se aplican para ahuyentar a los insectos, y que hacen que las personas no sean atractivas para los mosquitos. Éstos, concretamente las hembras, eligen su “víctima” en función de la edad, el olor de la piel, la humedad y la temperatura corporal. Pican para obtener proteínas de la sangre, que les permiten completar la maduración de sus huevos.

Aunque les gusta la sangre animal, prefieren la de persona, porque la piel es más fina y lo tienen más fácil a la hora de obtener su propósito. En el mercado existen también repelentes para aplicar sobre la ropa.

El efecto de un repelente depende de su concentración. Si es necesario aplicar protector solar y repelente, la crema solar debe aplicarse en primer lugar, y posteriormente el repelente.

 

¿YA TE HA PICADO?

En la farmacia se venden productos calmantes para aliviar el picor y desinflamar la zona:

  • El tratamiento clásico es la loción de calamina o pomada de hidrocortisona.
  • El aloe vera en forma de gel desinflama y alivia la picazón.
  • Soluciones de amoníaco.

En el caso de la picadura de abeja, avispa, abejorro y hormiga, las complicaciones no suelen ser frecuentes, pero pueden aparecer reacciones de hipersensibilidad y anafilaxia. La picadura de abeja, concretamente, produce una reacción local, dolor e inflamación. La actuación a seguir consiste en quitar el aguijón, lavar con agua la zona afectada, desinfectar con antiséptico y aplicar gel o compresas frías. Si el dolor no remite, los analgésicos y los antihistamínicos pueden ser una solución para aliviar el picor. Si se trata de una hormiga, su veneno se combate con soluciones de amoníaco.

 

ANIMALES ACÚATICOS

Además de los insectos, existen otros animales que también pican. Es el caso de los animales marinos o acuáticos. Los más problemáticos en verano son las medusas, cuya picadura produce un picor intenso y dermatitis. En las playas también viven los erizos, que más que picar, pinchan con sus púas; y los llamados escorpiones marinos que, enterrados bajo la arena, clavan las púas de su aleta dorsal en los pies de los bañistas, produciendo un dolor intenso.

 

¿QUÉ PASA SI TE PICA UNA MEDUSA?

Las medusas son animales invertebrados y transparentes, característica que les facilita el camuflaje. Existen muchas especies diferentes, aunque todas constan de tres partes: umbrela, brazos orales y tentáculos, donde se encuentran las sustancias tóxicas que les sirven de defensa.

Cuando la medusa toca a su presa se produce un estímulo de sus sensores y se activan los mecanismos de la picadura, que se produce rápidamente, inyectando sustancia tóxica dentro de la piel. La toxina produce un picor intenso, escozor, eritema y edema de la zona afectada.

 

ACTUACIÓN Y TRATAMIENTO

Si el animal que ha producido la picadura es una medusa, es preciso lavar la herida con agua salada sin tocar el área afectada. A continuación, hay que eliminar cualquier tentáculo del animal que haya quedado pegado con una toalla, evitando el contacto con la piel.

En la farmacia, el farmacéutico puede ofrecer al cliente productos en polvo específicos para tratar las picaduras de medusa.

Si se trata de un erizo, hay que quitar las púas, lavar la zona afectada y aplicar un antiséptico.

Si las púas del erizo se quedan clavadas, se puede intentar ablandarlas con vinagre.

En el caso de los escorpiones marinos es preciso quitar las púas con unas pinzas y lavar la zona afectada con agua salada. El veneno de este escorpión es termolábil, es decir, que se altera fácilmente por la acción del calor. Por eso, es recomendable sumergir la zona afectada en agua caliente. Si el dolor no desaparece, el farmacéutico puede aconsejar analgésicos.

FOTOPROTECCIÓN

proteger a los niños del sol 1

El sol, inagotable fuente de calor y color, acompaña con fuerza estos días, pero la exposición a sus rayos nos pasa factura tanto a corto como a largo plazo, a no ser que adoptemos las medidas necesarias para contrarestarlos.

 

FOTOPROTECCIÓN ORAL

Estos preparados están especialmente recomendados en personas con extrema sensibilidad al sol, ya como consecuencia de su fototipo de piel o como resultado de sufrir fotodermatosis, tratamientos con fármacos fotosensibilizantes…. Sin embargo, no debe olvidarse en ningún momento que la fotoprotección oral es sólo un complemento a la protección tópica y que ésta última es, en todo caso, imprescindible.

 

FOTOPROTECCIÓN TÓPICA

La forma más efectiva de proteger nuestro organismo de la radiación solar es la utilización de piezas de vestuario y accesorios que impidan que ésta incida directamente sobre la piel y las mucosas. Prendas fabricadas a partir de tejidos naturales que permitan una adecuada transpiración, gorras y sombreros, así como gafas de sol ineludibles.

El usuario dispone también para tal efecto de una amplia gama de fotoprotectores de aplicación tópica; cremas, geles, lociones, barras labiales, mascarillas capilares… que aplicados sobre la piel humana y sus anejos, poseen como finalidad exclusiva o principal proteger la piel, absorbiendo, dispersando o reflejando la radiación ultravioleta.

Estos compuestos están clasificados como cosméticos, y a pesar de ser un elemento de consumo, el usuario suele recurrir para su elección a profesionales que, tras estudiar las características de usuario ( tipo de piel, zona de aplicación, edad, actividad a realizar…) aconsejan el producto que mejor responde a sus necesidades y pautan la forma de administración más adecuada para garantizar la máxima efectividad.

Los preparados antisolares deben ser efectivos tanto frente a los efectos inmediatos del sol ( eritema e inflamación cutánea), derivados mayoritariamente de la acción de la radiación UVB, como frente a los efectos tardíos inducidos por las radiaciones solares UVA (envejecimiento actínico, inmunodepresión, carcinogénesis…). Para ello este tipo de productos incorporan como ingredientes activos los denominados filtros solares, responsables de su mecanismo de acción. Atendiendo a esta característica encontramos tres grandes tipos de filtros: químicos, físicos y biológicos.

 

FILTROS QUÍMICOS

Los filtros químicos son moléculas orgánicas, normalmente compuestos orgánicos aromáticos de estructura conjugada, que gracias a su estructura química poseen la capacidad de absorber la energía de los fotones de las longitudes de onda propias del espectro ultravioleta, alterando su estructura molecular ( pasando de un nivel energético fundamental a un nivel energético excitado). Se impide así la transmisión de la radiación a los tejidos subyacentes y, por consiguiente, se evitan los efectos negativos sobre ellos.

En función de su estructura química, cada una de estas moléculas posee un espectro de absorción óptimo a unas longitudes de onda determinadas, lo que justifica su acción como filtros UVA o filtros UVB. Puesto que los cosméticos antisolares deben ofrecer portación frente a ambos tipos de radiación, para optimizar esta cobertura se requiere la combinación de varios de estos filtros, que permite conseguir una cobertura espectral lo más amplia posible.

 

FILTROS FÍSICOS

Los filtros físicos son sustancias inorgánicas, normalmente micropigmentos ultrafinos ( óxido de cinc, dióxido de titanio…) que se presentan formando suspensiones opacas. Actúan a modo de pantalla con un doble efecto: por una parte reflejan/ dispensan la luz y por otra, la absorben, ofreciendo una buena protección tanto frente a UVA como a UVB.

Dada la naturaleza y composición de este tipo de preparados, las primeras formulaciones que aparecieron en el mercado tenían el incoveniente de que conferían a la piel un aspecto blanquecino. En la actualidad, estos preparados se han optimizado al haber pasado a incorporar los ingredientes activos en forma de partículas micronizadas ( tamaño inferior a 200mm) y recubiertas. Con ello se potencia su dualidad reflexión/ absorción y se confiere a estas partículas una transparencia y propiedades cosméticamente aceptables, otorgándoles una mayor fotosensibilidad y adherencia a la piel al tiempo que se disminuye su fotorreactividad.

 

FILTROS BIOLÓGICOS

Los filtros biológicos son moléculas antioxidantes y secuestradoras de radicales libres que se incluyen en los fotopprotectores con la finalidad de restaurar el equilibrio oxidativo cutáneo y neutralizar los efectos de los radicales libres generados en la piel por la radiación ultravioleta incidente. A medida que se han ido conociendo los efectos que sobre el sistema inmunológico tiene la exposición solar, se han empezado a incorporar también a estas formulaciones, moléculas que estimulan de forma inespecífica el sistema inmunológico de Langerhans o la dispersión de agente inmunosupresor sistémico IL-10). Dentro de esta familia de ingredientes, dos vitaminas- el ácido ascórbico y el tocoferol- son ampliamente utilizadas en productos cosméticos antisolares.

Con independencia de la mayor o menor eficacia protectora que puedan aportar cada uno de estos tipos de filtros, los preparados para la protección solar suelen incluir combinaciones de ellos. Con ello se pretende sinergizar sus efectos y conseguir formulaciones cosmetológicamente aceptables, dotadas de un factor de protección solar más elevado y que, a la vez, ofrezcan un mayor espectro de protección frente al amplio abanico de os posibles < efectos adversos> que la exposición solar puede tener sobre la piel.

Adicionalmente, a los filtros solares incorporados debe exigírseles una buena compatibilidad con el resto de ingredientes de la formulación cosmética, estabilidad frente al calor, humedad y luz, ausencia de toxicidad y baja arritabilidad y/o capacidad de sensibilización.

 

REMANENCIA

Otra del as características que deben presentar los fotoprotectores es una adecuada remanencia o capacidad de permanecer sobre la piel donde han sido aplicados, incluso si el usuario suda, juega con la arena o va a realizar baños o inmersiones en el agua, actividades todas ellas muy frecuentes en los meses de irradiación.

Atendiendo a estas características pueden distinguirse:

  • Formulaciones resistentes al agua, característica muy valorada en los fotoprotectores dadas las condiciones en las que suelen ser aplicados. Pueden distinguirse en dos menciones; wáter resistant- capacidad de permanencia después de una inmersión en agua de 40 min ( 2 baños de 20 min cada uno) de forma que como mínimo quede un 70% del valor del factor de protección calculado sobre piel seca-; waterproof- capacidad de resistir sin perder efectividad después de 4 baños de 20 min cada uno.
  • Formulaciones resistentes a la fricción; rubproof- permiten el roce sin perder las propiedades protectoras-. Es una característica especialmente valorada en los fotoprotetores pediátricos, que mantienen sus propiedades a pesar de la intensa actividad de los más pequeños en la playa.

 

ETIQUETADO

Por último, y considerando que estos artículos son productos cosméticos de venta libre, y por consiguiente pueden ser adquiridos sin la mediación de un profesional sanitario, el usuario debe disponer de forma clara, precisa e inteligible de toda la información que le permita conocer las indicaciones, forma de aplicación y pautas de administración de los fotoprotectores que adquiere. Para ello, el etiquetado del cosmético resulta un elemento indispensable para que el usuario pueda elegir adecuadamente el producto más adecuado y optimice su administración. En aras de ello, la comunidad científica y regulatoria ha dictado una serie de recomendaciones que deberían reunir este tipo de productos:

Debe indicarse el tipo de protección que ofrece, haciendo mención expresa en el etiquetado a si el preparado es efectivo frente a las radiaciones UVA o UVB ( causantes respectivamente de las quemaduras solares y del envejecimiento cutáneo/ interferencias con el sistema inmunitario)

Con el fin de indicar que el preparado protege frente a la radiación UVA se introducirá un logotipo UVA y se indicará también el grado de protección. Para su determinación existe un método de ensayo normalizado por el cual se calcula la protección mínima cuantificada.

El grado de protección UVB que ofrece el cosmético debe ser indicado claramente con descriptores verbales normalizados y con una única escala numérica obligatoria( FPS)

 

CONSEJO FARMACÉUTICO

De forma previa a cualquier exposición solar, es recomendable que la piel expuesta esté perfectamente limpia e hidratada, exenta de maquillajes, perfumes u otro tipo de cosméticos que puedan ser origen de reacciones de fotosensibilización y/o fometnar la aparición de manchas en la piel.

Consultar con el médico o farmacéutico la viabilidad de una exposición solar si el paciente está tomando algún medicamento, ya que algunos fármacos presentan la fotosensibilidad como potencial efecto secundario.

La aplicación del producto protector debe realizarse, como mínimo, 30 min antes de la exposición. El fotoprotector utilizado debe adecuarse a las necesidades personales y a la zona del cuerpo donde deba ser aplicado.

El uso de fotoprotectores debe hacerse extensivo a la realización de cualquier actividad que lleve implícita la exposición solar, inclusive si se realiza a la sombra o el día se presenta nublado. Playa, montaña, centros urbanos… son todos ellos lugares donde puede requerirse protección. Del mismo modo, no debe limitarse su utilización sólo a los meses estivales, puesto que en nuestras latitudes son muchos los días en los que la irradiación solar tiene una fuerte incidencia.

Mujeres gestantes, individuos con afecciones cutáneas y/o con antecedentes familiares de cáncer, personas con fototipos muy sensibles al sol ( I y II) y todas aquellas que realilcen gran parte de su actividad laboral expuestos al sol deben extremar las precauciones y aplicar generosamente fotoprotectores con un alto FPS.

Favorecer la ingestión de agua, zumos y bebidas no alcohólicas durante la exposición al sol. El aporte de líquidos ayudará a compensar la pérdida de agua que se produce en su transcurso y favorecerá el funcionamiento de los mecanismos termorreguladores fisiológicos.

Hidratar abundantemente la piel después de la exposición solar ayuda a regenerar el manto hidrolipídico y recuperar la pérdida de agua. Leches hidratantes, cosméticos cool, preparados postsolares o aftersun son formulaciones que incorporan ingredientes activos como áloe vera, tocoferol, manzanilla, aguacate… con acción calmante, hidratante y nutritiva sobre la piel castigada por el sol y que restablecen el nivel de hidratación perdido, aceleran e intensifican el proceso de regeneración cutáneo y transmiten sensación de bienestar.

Consultar al dermatólogo ante cualquier cambio en el color, tamaño o aspecto de una peca, mancha o lunar o si a ésta se asocia sensación de prurito.

 

 

Sedivitax ¿Qué es el sueño?

SEDIVITAX

sedivitax

¿QUÉ ES EL SUEÑO?

En el pasado el sueño ha sido definido como una interrupción periódica del estado de vigilia y generalmente se percibe como una especie de espera pasiva a caballo entre las actividades físicas y mentales normales de la vigilia. Por el contrario, actualmente se sabe que durante el sueño el cerebro no está precisamente en reposo, ya que desarrolla una intensa actividad diferenciada en las distintas fases REM y no –REM y que su actividad metabólica es superior al estado de vigilia, como lo demuestra el mayor consumo de oxígeno.
De lo que todavía no conocemos todos los detalles es de las funciones específicas que desempeña el sueño, aunque existe un consenso general sobre su gran importancia, pues favorece el equilibrio de la persona: durante el sueño el cuerpo y la mente descansan, la información adquirida se consolida y el estado de ánimo mejora. Igualmente interesante es lo que se ha descubierto sobre la mujer en edad fértil, para quien el sueño es también importante en el mantenimiento de los equilibrios hormonales y de la capacidad reproductiva.

¿POR QUÉ DORMIMOS?

Para sentirnos vitales y descansados durante el día y preparados para afrontar adecuadamente los compromisos diarios, la mayor parte de las personas adultas necesita dormir 7-8 horas cada noche, de todas formas existen diferencias individuales y, por ejemplo, algunas personas viven bien durmiendo poquísimas horas. Los niños necesitan dormir mucho más ( los recién nacidos duermen unas 17 horas) y, como se sabe, conforme pasan los años se tiende a dormir

¿CUÁNTAS HORAS TENEMOS QUE DOMRIR CADA NOCHE?

Cada uno duerme en un modo diferente y tiene sus propios hábitos. Las horas de descanso, la calidad del sueño y el cambio de una fase a otra del sueño son características muy subjetivas que cambian de una persona a otra.
Esas características pueden evolucionar y cambiar para una misma persona, en función de la edad o por influencia de factores ambientales y sociales. Algunos, por ejemplo, prefieren levantarse temprano y otros tarde; algunos solo quedan satisfechos si duermen muchas horas y otros prefieren dormir poco.
Se ha demostrado que el ritmo sueño-vigilia varía considerablemente con la edad: un recién nacido duerme hasta 20 horas al día, un adulto alrededor de 8, el anciano no más de 6. Los niños necesitan más horas de descanso probablemente porque durante el sueño el organismo produce más hormonas necesarias para el crecimiento. En general las mujeres duermen menos que los hombres coetáneos. Hasta los cambios hormonales del embarazo pueden modificar el ritmo sueño- vigilia.

QUÉ HACER CUANDO SE DUERME MAL

Es fundamental dar la justa importancia a los primeros signos de una mala calidad del sueño.
EL primer paso es examinar si se respetan las “reglas” del sueño. Si el problema continúa es conveniente consultar al médico de familia o a un operador sanitario como el farmacéutico y valorar juntos el tipo de intervención para escoger el programa más apropiado para dicha situación.
En los siguientes párrafos vamos a proponer una guía práctica que pueda responder a las preguntas más comunes sobre este tema específico.

UN BUEN REPOSO TAMBIÉN PUEDE CONSTRUIRSE DURANTE EL DÍA: REGLAS SIMPLES PARA DORMIR BIEN.

Son muchos los detalles de nuestro comportamiento durante el día que pueden resultar muy importantes para favorecer un sueño realmente restaurador. Los estilos de vida incorrectos y varios factores ambientales tienen influencia sobre la cantidad, pero mucho más sobre la calidad de nuestro sueño. A continuación vamos a indicar algunas reglas y consejos para todos los días que pueden resultar muy útiles para poder pasar una “buena noche”.
• La alimentación: evitar las cenas demasiado abundantes y ricas en grasa y carne; si se tiene hambre cuando se va a dormir, tomar algo ligero, para evitar problemas de digestión; de noche no tomar café, té, bebidas a base de cafeína, ni chocolate; tampoco bebidas alcohólicas de alta graduación, no favorecen un buen sueño.
• El humo del tabaco: evitarlo siempre, pero especialmente de noche.
• La actividad física: va bien realizarla regularmente durante el día, pero no hay que hacer ejercicio físico intenso de noche.
• Las actividades de noche: antes de ir a dormir evitar realizar actividades muy intensas a nivel mental o emotivo, como estudiar, actividades de planificación, trabajar en el ordenador y similares.
• Las cabezadas: deben evitarse durante el día, pero especialmente después de cenar delante del televisor.
• La habitación donde se duerme: conviene que esté oscura y alejada de ruidos, ni demasiado fría ni demasiado caliente.
• Un baño caliente por la noche: puede ser una costumbre relajante, especialmente si forma parte de la rutina nocturna.
• Los horarios del sueño: en la medida de lo posible, conviene acostarse y despertarse siempre a la misma hora, incluso durante el fin de semana e independientemente de cuanto se ha dormido de noche; no dormir más por la mañana si se ha dormido poco.
• Si nos despertamos antes de tiempo: si abrimos los ojos antes de que suene el despertador, conviene levantarse de la cama, encender la luz o abrir las ventanas e iniciar la jornada.
• Cuando no se consigue dormir: no mirar continuamente la hora ni dar vueltas en la cama; mejor levantarse y realizar actividades relajantes, no pensar en el trabajo ni en las cosas pendientes de hacer.
• Prepararse para el sueño: tratar de relajarse lo más posible antes de ir a la cama, es útil hacer los mismos movimientos y las mismas cosas, como un ritual; acostarse solamente cuando verdaderamente se tiene sueño.

LAS PLANTAS QUE FAVORECEN EL SUEÑO Y LA RELAJACIÓN

Los consejos para la adopción de estilos de vida que propician una mejor “higiene” del sueño pueden completarse con aquellos sobre la posibilidad de tomar complementos a base de plantas que favorezcan la cantidad y la calidad del sueño y de la vigilia. Las plantas pueden considerarse una ayuda para quienes se lamentan de un sueño poco reparador o insuficiente.
Utilizadas desde hace miles de años para favorecer el sueño en adultos y niños, las plantas como lo atestiguan los datos obtenidos a través del uso tradicional y de la literatura científica, se caracterizan por una buena eficiacia, acompañada de una buena tolerabilidad y seguridad de uso.
El sueño es un proceso fisiológico complejo cuya calidad debe evaluarse a partir de numerosos parámetros relativos a la calidad de vida durante el día y la noche.
Las plantas, gracias a las múltiples sustancias funcionales que contienen, además de actuar sobre la cantidad de sueño y su calidad, pueden hacerlo también sobre los factores que se manifiestan de día ( agitación, irritabilidad, estado de ánimo decaído, poca capacidad de concentración) logrando así interrumpir el círculo vicioso que con el tiempo se crea.
Algunas plantas además de actuar sobre el sueño ajercen una acción relajante, resultando muy útiles para coadyudar diferentes situaciones ( irritabilidad, etc.) que a menudo acompañan la dificultad para dormir, en particular están indicadas también en la primera infancia. Las plantas ejercen mejor sus efectos cuando se toman regularmente y con constancia. Una de sus características más interesantes es que acción sobre el sueño es más suave, fisiológica.
Solas o combinadas entre ellas, las plantas se toman alrededor de media hora/ una hora antes de ir a dormir para favorecer el sueño. Pueden tomarse también por la mañana en caso de encontrarse en situaciones que puedan provocar irritabilidad, bajo estado de ánimo, escasa concentración, etc. Para poder evaluar completamente las ventajas de utilizar una combinación de plantas, el programa debería ser continuo durante 15- 20 días como mínimo. También se puede seguir durante algunos meses. Las más interesantes, por sus acciones, son la Passiflora ( Passiflora incarnata), la Valeriana (Valeriana officinalis), la Melisa (Melissa officinalis), la Amapola de California (Eschscholzia califórnica) y la Manzanilla (Chamomilla recutita). Estas plantas se emplean tanto individualmente como en específicas combinaciones para adultos o para niños.

CONSEJOS ÚTILES CUANDO EL NIÑO NO DUERME

• Los padres tendrían que crear un ritual para antes de ir a la cama, de forma que se asocie ir a la cama con una experiencia agradable.
• Hacer que el niño asocie la cama con el sueño. Tratar que el niño se duerma en su cama, no en otro lugar ni en brazos.
• Salir de la habitación antes de que el niño esté dormido, para que experimente su capacidad de dormirse solo.
• Si el niño llora, volver a la habitación para transmitirle confianza, explicándole que no lo estamos abandonando sino que debe aprender a dormirse solo.
• Asegurarse de que no existan trastornos clínicos (cólicos gaseosos, enfermedades recurrentes, reflujo gastroesofágico…).
• Programar la noche como tiempo dedicado al sueño, sin estimular al niño con juegos demasiado excitantes.
• La habitación del niño debe ser confortable, poco ruidosa, poco iluminada y con una temperatura constante de 20ºC-
• Los horarios de ir a la cama por la noche y de despertarse por la mañana deben mantenerse iguales.
• No mandar el niño a la cama si tiene hambre.
• Evitar que beba demasiado antes de ir a la cama o durante la noche.
• Los alimentos y bebidas que contienen cafeína y teofilina no deben tomarse de noche.

LAS PLANTAS QUE FAVORECEN EL SUEÑO Y LA RELAJACIÓN

Los consejos para la adopción de estilos de vida que propician una mejor “higiene” del sueño pueden completarse con aquellos sobre la posibilidad de tomar complementos a base de plantas que favorezcan la cantidad y la calidad del sueño y de la vigilia. Las plantas pueden considerarse una ayuda para quienes se lamentan de un sueño poco reparador o insuficiente.
Utilizadas desde hace miles de años para favorecer en adultos y niños, las plantas, como lo atestiguan los datos obtenidos a través del uso tradicional y de la literatura científica, se caracterizan por una buena eficacia, acompañada de una buena tolerabilidad y seguridad de uso.
El sueño es un proceso fisiológico complejo cuya calidad debe evaluarse a partir de numerosos parámetros relativos a la calidad de vida durante el día y la noche.
Las plantas, gracias a las múltiples sustancias funcionales que contienen, además de actuar sobre la cantidad de sueño y su calidad, pueden hacerlo también sobre los factores que se manifiestan de día (agitación, irritabilidad, estado de ánimo decaído, poca capacidad de concentración) logrando así interrumpir el círculo vicioso que con el tiempo se crea.
Algunas plantas además de actuar sobre el sueño ejercen una acción relajante, resultando muy útiles para coadyudar diferentes situaciones (irritabilidad, etc.) que a menudo acompañan la dificultad para dormir, en particular están indicadas también en la primera infancia. Las plantas ejercen mejor sus efectos cuando se toman regularmente y con constancia. Una de sus características más interesantes es que su acción sobre el sueño es más suave, fisiológica.
Solas o combinadas entre ellas, las plantas se toman alrededor de media hora/ una hora antes de ir a dormir para favorecer el sueño. Pueden tomarse también por la mañana en caso de encontrarse en situaciones que puedan provocar irritabilidad, bajo estado de ánimo, escasa concentración, etc. Para poder evaluar completamente las ventajas de utilizar una combinación de plantas, el programa debería ser continuo durante 15- 20 días como mínimo. También se puede seguir durante algunos meses. Las más interesantes, por sus acciones, son la Passiflora (Passiflora incarnata), la Valeriana (Valeriana officinalis), la Melisa (Melissa officinalis), la Amapola de California (Eschscholzia californica) y la Manzanilla (Chamomilla recutita). Estas plantas se emplean tanto individualmente como en específicas combinaciones para adultos o para niños.

LOS MEDICAMENTOS PARA EL SUEÑO

Los medicamentos indicados para el tratamiento del insomnio son los denominados “hipnóticos”, pertenecen a la categoría de las benzodiacepinas y sustancias afines, y se escogen según la duración de su acción sobre el sueño: unos son más apropiados cuando cuesta conciliar el sueño, otros para quienes se despiertan varias veces por la noche y otros, en cambio, para los que duermen bien pero se despiertan demasiado pronto por la mañana.
Los médicos suelen recetar con cautela estos medicamentos capaces de reducir la ansiedad e inducir el sueño (benzodiacepinas y similares). La razón es que se intenta que su uso no sea prolongado, sea cauteloso y si es posible “según se necesite”, de manera que estos medicamentos no se tomen durante muchos días seguidos, para evitar efectos no deseados (especialmente en los ancianos) y situaciones de dependencia o abuso. El tratamiento que generalmente prescriben los médicos puede durar desde unos pocos días hasta unas 2-3 semanas, raramente más, a este suele seguir un breve periodo de reducción gradual de las dosis. Se recomienda no tomas estos medicamentos sin o han sido prescritos por un médico, que normalmente los receta cuando la ansiedad o el insomnio son muy intensos y provocan problemas importantes al paciente. Recuerde: ¡nunca deben modificarse las dosis ni los tiempos de tratamiento prescritos!

LA MELATONINA

Uno de los productos utilizados para los trastornos del sueño es la Melatonina. Esta sustancia es una hormona que en el organismo es producida por una importante glándula del cerebro, la glándula pineal. Se ha llamado “Drácula de las hormonas” porque solo se segrega cuando no hay luz, normalmente de noche, pues la luz inhibe su secreción.
Además de regular el ritmo sueño-vigilia, la Melatonina ejerce numerosas funciones, interactuando con varios sistemas metabólicos (hormonas tiroideas, prolactina, hormonas reproductivas masculinas y femeninas, cortisol).
Los primeros usos de la Melatonina fueron para aliviar el efecto el Jet Lag, o sea, la dificultad de conciliar el sueño típica de la viajeros internacionales, que al atravesar husos horarios sufren un desequilibrio de la producción de Melatonina. Los complementos de Melatonina se han manifestado particularmente eficaces cuando se altera su ritmo de producción o cuando el organismo no produce una cantidad suficiente.
De hecho la Melatonina también está indicada para reducir el tiempo que se necesita para dormirse, especialmente en personas ancianas, pues después de los 55 años se produce una importante reducción fisiológica de la producción de esta hormona.
Pero no existen evidencias sobre la acción de la Melatonina frente a los síntomas diurnos relacionados como el decaimiento, la irritación y la agitación, la poca capacidad de concentración, etc.
Para la asunción en los niños, sobre todo en los primeros meses de vida, no se ha definido aún desde un punto de vista normativo el uso de complementos alimenticios a base de esta sustancia. En particular, no existen directrices oficiales sobre la dosis y la edad de asunción.

SEDIVITAX
LA LÍNEA DE ABOCA PARA FAVORECER EL SUEÑO

La línea Sedivitax ha sido estudiada para favorecer el sueño y mejorar la calidad del mismo. El producto está indicado incluso durante el día para disminuir las tensiones y favorecer la relajación.
Esta doble acción es importante porque un sueño fisiológico se obtiene cuando el organismo consigue mantener un equilibrado estado de tranquilidad también durante el día, de manera que por la noche ya está preparado para el reposo nocturno.
Son muchos los factores relacionados con las actividades diarias que contribuyen a crear una condición de estrés y que llevan al organismo a un estado de vigilancia aumentada que, por la noche, puede interferir con el normal inicio y mantenimiento del sueño.
La acción de Sedivitax se debe a la asociación sinérgica de los extractos liofilizados de Valeriana, Melisa y Amapola de California y en especial al complejo patentado Passiflò2-LMF (Patente nº0787496), obtenido gracias a la combinación de dos fracciones extractivas de alto título de flavonoides, que aumentan las conocidas propiedades de distensión y que favorecen el sueño de la Pasiflora.
Sedivitax está disponible en gotas, cápsulas, jarabe y tisana

sedivitax

LA VITAMINA D: DE LA PEVENCIÓN DE LA OSTEOPOSIS A TERAPIA CONTRA EL DOLOR

LA VITAMINA D: DE LA PEVENCIÓN DE LA OSTEOPOSIS A TERAPIA CONTRA EL DOLOR

 

Vitamina-D


VITAMINA D: PREVALENCIA E INSUFICIENCIA

La deficiencia de la vitamina D es un problema global. En Europa se calcula que el 80% de la población posee una concentración sérica por debajo de 30 ng/ mL, límite en el que se establece ya el déficit de vitamina D, que además se incrementa con la edad. Existen diferentes motivos por los que se puede presentar un déficit de vitamina D, que además se incrementa con la edad. Existen diferentes motivos por los que se puede presentar un déficit en vitamina D: ingesta pobre en la alimentación, inadecuada exposición al sol o desórdenes metabólicos… Entre ellos destaca la baja exposición solar, que puede ser debido a la latitud del país o personas que cubran su piel por motivos religiosos o culturales, problemas de absorción, enfermedad de Crohn. Celiaquía y otros tipos de patologías intestinales; además se sabe que el consumo de glucocorticoides disminuye la concentración plasmática de vitamina D. El déficit de vitamina D se asocia en una primera instancia a trastornos en la salud ósea, raquitismo y osteomalacia, a los que acompañan síntomas difusos, especialmente dolor músculo- esquelético. Como déficit crónico, aparece la osteoporosis, especialmente en mujeres- postmenopáusicas y, en general, en personas de edad avanzada.

DEFICIENCIA DE LA VITAMINA D EN ESPAÑA

A pesar del gran número de estudios no existe un consenso sobre los valores de la vitamina D, aunque según el documento de consenso de Henry et al. 2010, se concluye que el mínimo deseable se establecería entre 20- 25 ng/mL.
De todos es bien sabido que España es un país con muchas horas de sol. A pesar de este dato la prevalencia de déficit de vitamina D es elevada. Por otro lado, los estudios a veces se ciñen a una población institucionalizada, no representativa de los diferentes niveles de exposición solar o tipo de alimentación. Así, la media de las concentraciones de 25- hidroxivitamina D en individuos de mediana edad establece una horquilla entre 14 a 25,9 ng/mL, con unos porcentajes que se sitúan entre el 26% y el 85,1% en valores menores del 20 ng/mL. En individuos con edades superiores a los 60 años la media de las concentraciones de vitamina D se sitúa entre 6.95- 17 ng/mL, con un porcentaje de individuos que van del 46,4% al 85% con valores por debajo de 20 ng/mL.

FUNCIONES DE LA VITAMINA D

La principal función de la vitamina D es la de mantener la homeostasis del Calcio y Fósoforo en el “pool” plasmático, cuyo mantenimiento necesita, a su vez, de la hormona paratiroidea y del FGF-23 (factor de crecimiento del fibroblasto), mecanismo que conduce al mantenimiento de la salud del hueso. Sin embargo, aparte de las funciones en el hueso, la vitamina D participa en diversas funciones, como son enfermedades autoinmunes, crecimiento celular, inflamación, cáncer, funciones neuromusculares y otras funciones inmunitarias. Por ello, la vitamina D desarrolla un papel básico en el desarrollo de enfermedades crónicas, lo que hace que las recomendaciones nutricionales sobre esta vitamina sean más elevadas cuanto más avanzada es la edad. Si a este punto asociamos que a medida que se envejece la ruta metabólica es muy lenta y que el grosor de la piel es mayor, queda claro que se ha de aconsejar que se tomen complementos con esta vitamina.

FISIOLOGÍA Y METABOLISMO

La Vitamina D3 se sintetiza en la piel a partir de 7- DHC (7-dehidrocolesterol) a través de la irradiación de rayos UV-B, que la convierten en provitamina D3, que bajo la influencia del calor se convierte rápidamente en vitamina D3. Sin embargo, una exposición excesiva provoca la formación de fotoproductos inactivos, por lo que se ha de mantener un equilibrio en la exposición solar. Tan sólo una pequeña proporción de vitamina D se ingiere a través de la dieta. El ergocalciferol (vitamina D2) se encuentra en las plantas y el colecalciferol (vitamina D3) en alimentos grasos, salmón, atún o aceite de hígado de bacalao. La vitamina D se acumula en los adipocitos, aunque su función en ellos no está perfectamente descrita.
El metabolismo de la vitamina D se regula mediante un mecanismo “feed- back”, las concentraciones de fósforo y calcio en plasma, factores de crecimiento de los fibroblastos y la hormona paratiroidea.

SEGURIDAD EN EL CONSUMO DE LA VITAMINA D

El consumo elevado de vitamina D incrementa su biomarcador en sangre con concentraciones superiores a 220 nmol/L, que pueden conducir a una hipercalcemia (seleccionada como indicador de un exceso de vitamina D) lo que a su vez produce un depósito de calcio en tejidos blandos, como las arterias y el riñón, lo que provoca fallos renales y/o cardíacos. Sin embargo, y como ya se ha comentado anteriormente es muy difícil llegar a esas concentraciones, puesto que la mayor parte de la población presenta un déficit de esta vitamina.

OSTEOPOROSIS

La OMS define la osteoporosis como una enfermedad de los huesos que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y cambios en la microarquitectura del hueso que conllevan el riesgo de fracturas, especialmente en mujeres postmenopáusicas. La osteoporosis reduce la calidad de vida del paciente y aumenta el riesgo de mortalidad del mismo, aunque, y pareciendo un contrasentido, el riesgo de mortalidad después de una fractura de cadera es más elevado en los hombres que en las mujeres. En este sentido la vitamina D actúa mejorando la absorción del calcio alimentario e impidiendo la excreción del mismo a partir del “pool” plasmático de calcio. Una herramienta útil para el farmacéutico es el FRAX que basado en poblaciones de Europa, Norte América, Asia y Australia, provee de un algoritmo que predice la probabilidad de fractura de cabeza de fémur a 10 años vista, en función de diversos parámetros.

FUNCIONES NO ESQUELÉTICAS DE LA VITAMINA D

Aparte de su clásico efecto sobre el calcio y la homeostasis del hueso, la vitamina D participa en diversas funciones. El cerebro, la próstata, las mamas y el colon, entre otros órganos, así como las células inmunitarias, poseen receptores de la vitamina D y responden al 1,25-dihidroxivitamina D, que es la forma activa de la vitamina D. El déficit de vitamina D está ligado a enfermedades autoinmunes. Así, directa o indirectamente, la forma activa de la vitamina controla más de 200 genes, incluyendo los responsables de la regulación celular, proliferación, diferenciación, apoptosis y angiogénesis. También y por vía tanto tópica como oral se utiliza en el tratamiento de la psoriasis. La vitamina D actúa incrementando la producción de insulina, lo que beneficiaría a los pacientes diabéticos al controlar la glucosa en plasma, especialmente a los relacionados con la diabetes tipo 1. Regula la hipertensión al disminuir la renina en el riñón y disminuye por este punto la incidencia de diversas enfermedades cardiovasculares. Los pacientes con ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) poseen bajas concentraciones de vitamina D, las mismas observaciones que relacionan este déficit con la artritis reumatoide, enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn o celiaquía. En otro sentido, el déficit de vitamina D se relaciona con problemas cognitivos en personas ancianas, así como se ha detectado su déficit en problemas de depresión. Finalmente, en los pacientes con dolor crónico, migrañas o fibromialgia, se describe una hipovitaminosis de vitamina D, por lo que la complementación con vitamina D se convierte en uno de los pilares de su tratamiento.
Está claro que, aunque en nuestro país hay muchas horas de sol, parece ser que estas no son lo suficientemente efectivas para lograr unas concentraciones adecuadas en plasma. Los complementos nutricionales a base de vitamina D3 (cocalciferol) suelen ser efectivas para adultos sanos, sin embargo en otros casos tendríamos que establecer protocolos concretos para cada tipo de problema. Por ejemplo, para el dolor crónico se sugieren complementos que contengan unos 50 ug/día. Queda claro que estos tratamientos no son una cura para el dolor, aunque está demostrado que el déficit de vitamina D es común en todos estos pacientes. Los complementos alimenticios con vitamina D son seguros y, en principio, relativamente económicos, lo cual los convierte en un punto básico positivo para la salud pública global.
Al hablar de nutrición y de nutrientes siempre debemos ser conscientes del aporte de vitamina D a través de la alimentación está muy restringido, puesto que hoy en día nuestro patrón alimentario se olvida fácilmente de los compuestos lipídicos, no es habitual la toma de leche entera y una leche desnatada no aporta ni un ápice de vitamina D, se comen pocos huevos y menos aún un producto tan propiamente farmacéutico como el aceite de hígado de bacalao. En definitiva se evitan los productos grasos, y esto lógicamente conlleva a que apenas tengamos ingesta de vitamina D.
Por todo lo anteriormente expuesto, el farmacéutico debe orientar a los pacientes en las ingestas adecuadas sobre la vitamina D y recomendar, además, la realización de unos análisis clínicos básicos que permitan saber las concentraciones reales de vitamina D en plasma y poder utilizarlas a su vez para apoyar el consejo farmacéutico sobre la vitamina D.

CEFALEA TENSIONAL Y MIGRAÑA

CEFALEA TENSIONAL Y MIGRAÑA

cefalea

La definición concreta del dolor es una experiencia sensorial desagradable que se produce ante un daño del organismo, ya sea real, potencial o simplemente vivido como tal. No debemos olvidar el aspecto positivo del dolor, ya que a través de su presencia nos percatamos de que algo no funciona bien. Ello hace posible elaborar una respuesta de defensa, cuyo objetivo no es su alivio, sino la determinación de su origen.

CEFALEA

La cefalea es una de las formas más frecuentes de presentación del dolor. Cerca del 90% de las mujeres refieren la presencia de algún episodio de cefalea durante el año precedente; esta cifra alcanza el 80% en los varones. Puede presentarse en situaciones muy diversas, en relación con enfermedades o procesos de muy distinta gravedad, y hacerlo con un carácter agudo, subagudo y crónico.
El diagnóstico puede resultar muy difícil y obliga a indagar potenciales elementos causales y a valorar la situación global del paciente. Requiere una anamnesis extensa y un examen físico en profundidad, en la búsqueda de otros signos y/o síntomas acompañantes. Con frecuencia se deberá recurrir a exámenes complementarios.
La cefalea, por sus características, en muchos casos se convierte en lo que se conoce como el síntoma guía para el diagnóstico. La forma de presentación, su intensidad, la localización del dolor, la concurrencia de otros síntomas, etc. Pueden orientar el diagnóstico hacia una determinada enfermedad.

CLASIFICACIÓN ETIOLÓGICA

Las diferentes etiológias de las cefaleas hace necesaria una clasificación que recoja todas aquellas situaciones o enfermedades que pueden producir dolor de cabeza. Dicha clasificación ha sido actualizada por la International Headache Society (HS) en 2004. Se divide en dos grandes grupos:

 

1.CEFALEAS PRIMARIAS: Incluyen todas las situaciones en las que el dolor de cabeza es el elemento único o principal.

  • Cefalea tensional.
  • Migraña: con aura, sin aura, retinianas.
  • Cefalea con racimos y otras cefaleas trigémino- autonómicas.
  • Grupo misceláneo de cefalea no asociada a alteraciones estructurales.

 

2.CEFALEAS SECUNDARIAS: Son todas aquellas en las que el dolor de cabeza es un síntoma más de una enfermedad concreta que tiene una causa bien definida e identificable.

– Cefalea asociada a traumatismos craneales: latigazo cervical, hematoma intracraneal, post-craniectomía.

– Cefalea asociada a trastornos vasculares: infarto cerebral o isquemia cerebral transitoria, hemorragia cerebral, malformación vascular sin ruptura, arteritis, trombosis venosa.

– Cefalea asociada a trastornos intracraneales de origen no vascular: aumento- disminución de presión del líquido cefalorraquídeo, enfermedad inflamatoria no infecciosa, neoplastia intracraneal, crisis epiléptica, malformación de Chiari tipo I, trastornos intracraneales no vasculares.

– Cefalea asociada a la ingesta o supresión de determinadas sustancia: óxido nítrico, monóxido de carbono, alcohol, aditivos (glutamato monosódico), drogas, abuso de fármacos, supresión de sustancias.

– Cefalea asociada a infecciones: infección intracraneal, meningitis, encefalitis, infección sistémica.

– Cefalea asociada a trastornos de homeostasis: hipoxia y/o hipercapnia, grandes alturas, inmersión, apnea del sueño, diálisis, hipertensión arterial, hipotiroidismo, ayuno.

– Cefalea atribuida a trastorno psiquiátrico: trastornos de somatización, enfermedad psiquiátrica.

– Neuralgias craneales y dolor facial de origen central: neuralgias craneales, por estímulo frío, lesiones estructurales que implican nervios.

– Cefalea no clasificable.

Aunque esta clasificación es muy extensa, el 90% de los pacientes que consultan al médico por un dolor de cabeza lo hacen por presentar una cefalea de carácter primario, siendo la cefalea tensional y la migraña las que más a menudo inducirán a la consulta profesional y por tanto son en las que nos centraremos en desarrollar en el presente artículo.

CEFALEA TENSIONAL

La cefalea tensional generalmente es referida como un dolor bilateral, en raras ocasiones unilateral, con características opresivas que en ocasiones va aumentando de intensidad conforme avanza el día. La intensidad del dolor es leve o moderada y permite seguir con las actividades diarias habituales. No suelen asociarse síntomas acompañantes o son leves.
Desde siempre se ha dado mucha importancia a la hipersensibilidad pericraneal que se detecta por palpación manual; dicha hipersensibilidad aumenta con la intensidad y la frecuencia de la cefalea y se acentúa en los episodios de dolor. Se deben palpar los músculos frontal, temporal, maseteros, pterigoideos, esternocleidomastoideos, esplenios y trapecios.
Se trata del tipo de cefalea más prevalente, aunque la mayoría de personas ni siquiera lo interpretan como una enfermedad, excepto en casos de cefaleas reiterativas. Su frecuencia es mayor en mujeres que en varones.

TRATAMIENTO

Tratamiento farmacológico sintomático: es necesario tratar el dolor, porque de no hacerlo se corre mayor riesgo a largo plazo de cronificación de la cefalea, a parte del sufrimiento innecesario por parte del paciente. En este caso, se recomiendan AINE (aspirina, ibuprofeno, diclofenaco sódico, ketorolaco, dexketoprofeno), paracetamol.

Tratamiento farmacológico preventivo: se instaurará sólo en los casos de cefalea tensional episódica frecuente y crónica y dependiendo de variables como frecuencia, intensidad y duración del dolor, respuesta al tratamiento sintomático y de lo incapacitante que sea la cefalea. Los fármacos empleados son en su mayoría antidepresivos: amitriptina, mirtazapina y otros inhibidores de recaptación.

Tratamiento no farmacológico: Técnicas como la punción seca, masaje y electroterapia.

MIGRAÑA

El término migraña denomina una situación patológica que se manifiesta por la presentación repetida de ataques, con una duración que varía entre las 4 y las 72 horas. No es simplemente un dolor de cabeza, se trata de una situación más compleja que generalmente adquiere una notable capacidad incapacitante. El dolor empeora con la movilización de la cabeza, suelen aparecer fenómenos vegetativos de carácter digestivo (náuseas, vómitos) y alteración de la percepción ante cualquier tipo de estímulo (luz, ruidos, olores).
Durante la crisis suele existir una alteración afectiva: depresión, ansiedad. Estos síntomas se presentan, con mayor o menor intensidad, durante el ataque de la que conocemos como migraña sin aura (migraña común).
Alrededor del 25% de las crisis de migraña corresponden a la migraña con aura (migraña clásica). De ellos un 10% presenta de forma exclusiva episodios con aura y un 15% intercalan crisis con y sin aura.
El aura, que define esta forma de presentación del ataque de migraña, se caracteriza por la aparición, junto a las manifestaciones ya descritas como propias del ataque de migraña sin aura, de signos y síntomas de disfunción neurológica focal que son de carácter transitorio (alteración de la visión, trastornos del habla, hormigueos, cuadro confusional, etc.).

CLASIFICACIÓN DE LA MIGRAÑA

Para identificar el tipo de crisis clasificaremos varios tipos:

– Migraña sin aura.
– Migraña con aura.
– Migraña con aura típica con cefalea tipo migraña.
– Migraña con aura típica con cefalea no migrañosa.
– Migraña hemipléjica familiar.
– Migraña hemipléjica esporádica.
– Migraña basilar.
– Aura migrañosa sin cefalea.
– Migraña retiniana.

EDAD DE INICIO

La migraña se puede iniciar en cualquier momento de la vida. Alrededor del 20% de los casos comienza en la primera década y cerca del 50 % se produce en la segunda década, que incluye los cambios propios de la pubertad, siendo destacable en este sentido la menarquía en las niñas. Tan solo un 7% de migrañosos inician su enfermedad después de los 50 años.

CARACTERES PROPIOS DE LA CRISIS

Síntomas premonitorios (hasta 48 horas antes) de expresión muy diversa : alteración psicológica o neuroendocrina, polidipsia (mucha sed), polifalgia (mucha hambre), poliuria o bien oliguria (aumento o disminución de la emisión de orina), irritabilidad, euforia, decaimiento, agitación psicomotriz, etc.

DURACIÓN Y HORARIO DE PRESENTACIÓN

La duración de la crisis se reconoce como un elemento de diagnóstico. La duración máxima que se acepta de un ataque de migraña es de tres días. El límite interior de duración del ataque se establece para el adulto en 4 horas. Para el niño se aceptan dos horas.

MIGRAÑA SIN AURA O MIGRAÑA COMÚN

Es la forma más frecuente de presentación del ataque de migraña. Su diagnostico se basa estrictamente en los datos que provienen de la observación clínica.
El dolor en el transcurso de a la crisis de migraña puede ser cambiante, de tipo punzante u opresivo, sin embargo, lo más característico es que sea pulsátil. En un 60% de casos la localización del dolor es estrictamente hemicraneal, aunque con frecuencia cambia en su localización.
Son habituales las manifestaciones vegetativas: digestiva (vómitos, diarreas), sensorial (fotofobia, sonofobia, osmofobia) o cutánea (palidez, frialdad) y los trastornos afectivos: sensación de impotencia y de frustración, con una clara sintomatología depresiva que se recupera tras la mejoría de la crisis. En otros casos, la crisis es vivida con signos evidentes de ansiedad.

MIGRAÑA CON AURA O MIGRAÑA CLÁSICA

Este tipo de crisis viene definido por la presencia de síntomas neurológicos que expresan una alteración en su función, de una zona concreta de la corteza cerebral o del tronco cerebral.
Lo propio de los síntomas del aura es que se desarrollen de forma gradual entre 5 y 20 minutos. Persisten por un tiempo inferior a los 60 minutos. La remisión del trastorno es completa. Tiene un carácter recurrente.

Síntomas del aura:

– Visuales: El síntoma más frecuente del aura migrañosa es el trastorno de la visión.

– Sensitivos: Se presenta en un 40 % de casos con aura un hormigueo que pude iniciarse tanto en una mitad de la cara como en una mano, que se va extendiéndose a todo el lado del cuerpo.

– Lenguaje: trastornos del lenguaje ( dificultad en su elaboraión y/o emisión defectuosa).

– Varios: estados confusionales, conductas automáticas, pérdida global y transitoria de la memoria, desorientación en espacio y tiempo, fluctuaciones en la capacidad auditiva, vértigo, pérdida transitoria de fuerza, sueño invencible, etc.
DURANTE LA CRISIS :

– Es importante aislarse para reducir el impacto, tanto del dolor como del resto de síntomas acompañantes.
– Evitar todo tipo de estímulo sensorial, buscar un ambiente penumbroso y silencioso y evitar al máximo olores muy penetrantes.

– Mantener la cabeza quieta, preferiblemente apoyada, de forma que permita la relajación de la musculatura cervical.
– En caso de permanecer acostado es preferible mantener la cabeza algo incorporada para facilitar el retorno venoso.

– Es importante mantener una actitud relajada y efectuar un buen control del ritmo respiratorio, evitando la hiperventilación.

– La presión local proyectada sobre las sienes con la mano, o con una banda compresiva que cerque toda la cabeza, puede aliviar el dolor.

– La aplicación de frío local a este nivel, evitando el estimulo excesivo del contacto con hielo, puede facilitar una mejoría aún más notable.

VITAMINAS

VITAMINAS

vitaminas

¿Qué son?

Las vitaminas y minerales forman parte de los nutrientes esenciales y se denominan micronutrientes porque los necesitamos en pequeñas cantidades (miligramos o microgramos), pero son indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo (ayudan a la reparación de tejidos, al crecimiento y a la defensa de las enfermedades).
En la edad pediátrica aún cobran mayor importancia ya que es una etapa de marcado crecimiento donde los tejidos del cuerpo están en pleno desarrollo y además existe un fuerte desarrollo intelectual.
Con una alimentación variada y equilibrada es excepcional que existan déficits vitamínicos, pero existen circunstancias que pueden necesitar un aporte extra de vitaminas y minerales como en dietas vegetarianas, fases de elevado crecimiento en niños, enfermedades crónicas, embarazo y lactancia.

LAS VITAMINAS, ¿qué son?

Son nutrientes que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para su correcto funcionamiento, la mayoría no las produce el cuerpo y debemos tomarlas de fuera.

¿Qué tipos de vitaminas existen?

Hay dos tipos de vitaminas, según se disuelvan en agua (hidrosolubles) o en grasa (liposolubles).
• Las vitaminas liposolubles son: A, D, E, K
• Las vitaminas hidrosolubles son: C, complejo B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico y vitamina B12)

¿Qué funciones desarrollan en nuestro cuerpo? ¿De dónde podemos obtenerlas? ¿Qué ocurre cuándo nos faltan o hay déficit?

 

Vitamina A (Retinol)

Función: mantiene sanas la piel y mucosas del aparato digestivo y respiratorio. Es necesaria para la visión nocturna y fortalece las defensas para luchar contra las enfermedades.
Fuente natural: se encuentra en verduras (espinacas y zanahorias) frutas, huevos, mantequilla, hígado, calostro y leche materna.
Déficit: en dietas pobres en grasa. Ocasiona ceguera nocturna y aumento de infecciones.

Vitamina E

Función: es antioxidante y ayuda a la formación de glóbulos rojos.
Fuente natural: en frutos secos (nueces), legumbres, verduras de hoja verde, cereales, yemas de huevo y aceites vegetales.
Déficit: en prematuros y síndromes de malabsorción.

Vitamina D

Función: se produce de manera natural a través de la exposición solar y ayuda al aprovechamiento del calcio en el hueso.
Fuente natural: se encuentra en aceite de hígado de pescado y en la grasa de la leche.
Déficit: puede dar lugar a osteomalacia, raquitismo

Vitamina K

Función: interviene en la coagulación.
Fuente natural: en leche de vaca, hígado, soja y alfalfa; también en el brócoli, espinacas, tomate y coliflor.
Déficit: es frecuente en el recién nacido, por eso nada más nacer se le administra a los bebés. Puede ocasionar: hemorragias, alteraciones de la coagulación.

Vitamina C

Función: mantiene en buen estado los vasos sanguíneos y evita las hemorragias. Mejora la absorción del hierro y tiene poder antioxidante que previene de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer.
Fuente natural: zumo de naranja, zumo de tomate, fruta fresca, cítricos y verdura. La vitamina C se pierde con el calor por lo que conviene consumir pronto los zumos recién hechos o los alimentos crudos y si algunos necesitan cocción que sea poco tiempo.
Déficit: es raro, pero termina produciendo escorbuto.

Complejo B

Intervienen en multitud de procesos metabólicos del cuerpo. Son: tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina, piridoxina (B6), biotina, folato y cobalamina (B12).

– Tiamina (B1)

Fuente natural: leche de vaca y materna, carne de cerdo o ternera, verduras, cereales, frutas y huevos.
Déficit: raro. Enfermedad de Beri-Beri.

– Riboflavina (B2)

Fuente natural: hígado y riñones, leche, queso, huevos y verduras con hojas.
Déficit: en enfermedades de las vías biliares.

– Niacina (B3)

Fuente natural: hígado, carne magra de cerdo, salmón, aves de corral y carne roja.
Déficit: Pelagra (dermatitis, diarrea y demencia).

– Piridoxina (B6)

Fuente natural: leche de vaca y cereales; productos integrales.
Déficit: Muy raro y debido a toma de determinados fármacos.

Biotina: levadura de cerveza, vísceras, yema de huevo, legumbre, verduras y cereales.

Ácido fólico (B9)

Función: participa en la reproducción celular y ayuda a la formación de glóbulos rojos.
Fuente natural: cereales, vegetales verdes (espárragos, brócoli, coliflor), frutas (naranjas, kiwi, melón, guayabo, plátano) legumbres y vísceras de animales.
Déficit: en las mujeres embarazadas que no toman suficiente cantidad durante el primer trimestre, tienen riesgo de que su hijo presente malformaciones congénitas del sistema nervioso como son los defectos del tubo neural. También en la enfermedad celiaca.

– Cobalamina (B12)

Fuente natural: vísceras de animales, carne, huevos, mariscos y leche.
Déficits: en dietas vegetarianas estrictas, obesidad produciendo anemia y falta de mielinización cerebro.

MINERALES. ¿Qué son?

Son elementos químicos inorgánicos. También conocidos como oligoelementos; y, aunque se necesitan en poca cantidad, son indispensables para el mantenimiento de la vida, el crecimiento y la reproducción.

¿Cuáles son los minerales principales? ¿Qué función tienen en nuestro cuerpo? ¿Qué ocurre si nos faltan?

Zinc

Función: participa en el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos y de la piel, uñas y cabello.
Fuente natural: carne, huevos, mariscos y cereales. En nueces, almendras, pepitas de calabaza y palomitas de maíz.
Riesgo de déficit en vegetarianos y en diarreas prolongadas y malnutrición produciendo retraso de crecimiento, alopecia, afectación de piel y mucosas.

Cobre

Función: ayuda a la mineralización ósea, es antioxidante y antiinflamatorio.
Fuente natural: hígado, marisco, vegetales, nueces y semillas.
Déficit: por aporte insuficiente o por pérdidas como en diarreas crónicas, quemaduras y malnutrición.

Yodo

Función: es necesario para el funcionamiento del tiroides.
Fuente natural: crustáceos, pescados, salmón, sardina, gambas, almejas y caballa. Piña.
Déficit: retraso de crecimiento y déficit mental.

Selenio

Función: antioxidante y para el buen funcionamiento del tiroides.
Fuente natural: cereales, carne, moluscos, pescados, huevo y leche.
Déficit: en niños alimentados con nutrición parenteral prolongada, insuficiencia renal o hepática o malabsorción digestiva

Cromo

Función: interviene en el metabolismo de los azúcares.
Fuente natural: carne, cereales, legumbres queso, germen de trigo, nueces y levadura de cerveza.

Hierro

Función: transporte de oxígeno a las células.
Fuente: el hierro de los alimentos se utiliza de manera irregular pero la ingesta de proteínas animales (pavo, pollo, pescado, leguminosas, almejas, mejillones, carnes rojas) y vitamina C, ayudan a aumentar la absorción. El hierro contenido en cereales integrales, legumbres, espinacas se absorbe peor y su absorción mejora si los combinamos con alimentos ricos en vitamina C como el kiwi, tomate, brócoli, naranja, etc. La leche materna tiene poco hierro pero se compensa con su absorción que es muy alta.
Déficit: Es frecuente. En mujeres por las pérdidas menstruales y en embarazadas por las altas necesidades del feto pudiendo producir anemia. En niños menores de dos años (6 -24 meses) también existe riesgo de anemia porque las necesidades de hierro son mayores y la dieta aún es limitada. Pueden necesitarla los bebes alimentados exclusivamente al pecho más allá del 6º mes o los que tomen leche de vaca antes del año de edad.

Flúor

Función: interviene en el desarrollo y mantenimiento de los dientes y huesos.
Fuente natural: agua de mar, agua potable. Vegetales, carne, pescados enlatados y ahumados, mariscos y té. Dentífricos.
Déficit: caries dental. Debe realizarse cepillado de dientes con dentífricos fluorados (< 500 ppm en niños de 2-6 años y entre 1000-1450 ppm en mayores de 6 años)

Calcio

Función: interviene en la conducción nerviosa, contracción muscular y en el mantenimiento de huesos y dientes.
Fuente natural: productos lácteos (mayor disponibilidad en la leche materna que en las fórmulas infantiles) frutos secos, legumbres, carnes. La absorción de calcio mejora con la vitamina D y con el fósforo…
Déficit: deformidad en el esqueleto del niño y en adulto, osteoporosis.

Fósforo

Función: formación y mantenimiento del hueso.
Fuente natural: carne, pescado y cereales.
Déficit: muy infrecuente.

Magnesio

Función: formación de esqueleto y de tejidos blandos. Previene la caries dental.
Fuente natural: semillas, vegetales, hortalizas y en menor medida, leche, nueces, chocolate, plátano, carne y pescado.
Déficit: en malabsorción digestiva, vómitos y diarreas prolongados, problemas renales, etc.

¿Cuándo son necesarios los suplementos vitamínicos?

El pediatra indicará cuando es necesario que tu hijo/a tome suplementos de vitaminas y/o minerales.
• En caso de dietas vegetarianas estrictas puede ser necesario suplementar con Vitamina B12.
• En dietas sin grasa se suplementarán vitaminas A, D y E.
• En niños de 1-3 años con dietas sin leche deberán recibir aportes de calcio, vitamina D y riboflavina.
• La prematuridad, el embarazo, la lactancia o la adolescencia son condiciones en las que aumenta la demanda de minerales y vitaminas y, en ciertas condiciones, pueden beneficiarse de un suplemento vitamínico/mineral.
• Existen enfermedades crónicas que ocasionan malabsorción de nutrientes, como la Fibrosis quística o la enfermedad celiaca, y pueden necesitar de suplementos.
Los suplementos nunca sustituyen una dieta equilibrada. Si el niño es mal-comedor lo primero a modificarse son los hábitos y conducta alimentaria y en caso necesario, por escasa ganancia o pérdida de peso y talla, su pediatra indicará la necesidad de recibir suplementos.

¿Cuáles son las necesidades diarias de vitaminas y minerales?

Son variables y con márgenes muy amplios según la edad del niño, pero con una dieta variada se cumplen fácilmente.
Recomendaciones finales:
Para asegurarnos el aporte de vitaminas y minerales necesario debemos:
– Consumir dos vasos de leche al día y completar con otros lácteos
– Tomar 3 raciones de fruta al día y mejor sin pelar
– Tomar 2 raciones de verdura al día y poco cocidas
– Consumir todo tipo de carnes y pescados con una media de 60 gr diarios
– Consumir legumbres dos veces por semana
– Mantener lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes y a partir de entonces introducir fruta y puré de verduras con carne y pescado que cubran al aumento de necesidades de vitaminas y minerales
– Favorecer exposición solar diaria de al menos 10 minutos al día
Cuando la dieta es correcta en cada etapa de la vida se puede evitar el uso de suplementos de vitaminas y minerales, a menos que exista algún padecimiento que sugiera lo contrario. Consumir una alimentación completa, equilibrada, adecuada, inocua, suficiente y variada ayudará a mantener un estado de salud óptimo y prevenir enfermedades.

El corazón de la A a la Z

El corazón de la A a la Z

CORAZON

El cuerpo necesita oxígeno para funcionar. El corazón es un órgano que funciona como una bomba que envía el oxígeno de la sangre a todas partes del cuerpo. El corazón consta de cuatro cámaras: dos aurículas y dos ventrículos. La función de las aurículas, situadas en la parte superior del corazón, consiste en llenar los ventrículos de sangre. La función de los ventrículos es bombear la sangre a los pulmones y al resto del cuerpo. La sangre circulaba por todo el cuerpo a través de unos vasos llamados arterias. Las arterias que irrigan el corazón se llaman arterias coronarias.

Las enfermedades cardiovasculares son enfermedades que afectan al corazón. Son debidas, en parte, al colesterol malo, responsable de la formación de arterioesclerosis. La arterioesclerosis se caracteriza por la acumulación de grasa en el revestimiento interno de las paredes de las arterias, los vasos que transportan la sangre por todo el cuerpo.

Esta acumulación de grasa (placa de colesterol) se puede romper en cualquier momento, formar un coágulo y bloquear la arteria. Cuando la obstrucción es parcial se denomina angina.

Según indica la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren 1.71 millones de personas en el mundo a causa de enfermedades cardiovasculares. El 80% de las muertes prematuras podrían haberse evitado siguiendo un estilo de vida saludable y reduciendo factores de riesgo.

ANGINA DE PECHO

La angina de pecho tiene lugar cuando el corazón no recibe suficiente oxígeno. Los síntomas más comunes son opresión y sensación de ardor en el pecho y, en ocasiones, un dolor que se extiende al brazo izquierdo. Los síntomas suelen ser transitorios y pueden durar entre unos segundos y unos minutos (alrededor de 5 minutos). Ocurre cuando se realiza un esfuerzo físico (correr, caminar, subir escaleras) o por estrés emocional. Algunas personas pueden sufrir angina y no mostrar síntomas. Las mujeres y los diabeticos tienen más probabilidades de presentar síntomas anormales. El tratamiento para la angina consiste en controlar los factores de riesgo para evitar un infarto de miocardio. Si éste es su caso, es posible que tenga que tomar medicación para diluir la sangre y controlar la presión sanguínea y el colesterol. También existe un medicamento de urgencia en forma de aerosol que le aliviará en caso de sufrir un ataque de angina. Es importante tenerlo siempre cerca. Asegúrese de comprobar la fecha de caducidad y saber exactamente cómo administrar este medicamento.

Consulte a su médico.

INFARTO DE MIOCARDIO

El peligro aparece cuando se rompe una placa de grasa y ésta bloquea completamente una arteria. Es lo que se denomina un infarto de miocardio, y que comúnmente se conoce como ataque al corazón. Parte del corazón se queda privado de oxígeno y muere. La parte afectada ya no puede funcionar, lo que significa que el corazón ya no puede hacer bien su trabajo. El 80% de los infartos de miocardio y de los ACV (Accidentes Cerebrovasculares) son prevenibles. Los síntomas son parecidos a los de la angina, es decir, opresión en el pecho, que puede pasar al cuello, brazos y mandíbula. Sin embargo, un infarto de miocardio dura más (unos 30 minutos) y puede tener lugar estando en reposo. Algunas personas pueden mostrar otros signos, como dificultades para respirar, respiración entrecortada, náuseas, vómitos, indigestión o ansiedad.

¡Un infarto de miocardio es una urgencia médica! Si usted muestra cualquiera de estos síntomas LLAME A UNA AMBULANCIA para que le lleve INMEDIATAMENTE al hospital, incluso si no está seguro. Se recomienda llevar una lista de cualquier medicamento que esté tomando.

Los medicamentos que toman los pacientes de infarto de miocardio sirven para cubrir el daño causado en el corazón y evitar que se repita otro infarto. La recuperación de un infarto de miocardio no es fácil. Puede que el paciente se sienta más débil y más cansado. Es normal dejar pasar un tiempo para recuperarse antes de volver a las actividades cotidianas. Después de sufrir un infarto de miocardio hay más riesgo de sufrir otro al año siguiente si no se modifican los hábitos de vida.

INSUFICIENCIA CARDÍACA

La insuficiencia cardíaca es una complicación del infarto de miocardio. Esta enfermedad se define como la incapacidad del músculo cardíaco para bombear la sangre. El corazón está debilitado y ya no puede realizar su trabajo. La sangre no se bombea bien por todo el cuerpo. Se queda retenida en los ventrículos (cavidades del corazón y la cantidad expulsada se reduce. También se puede acumular líquido en los pulmones, congestión pulmonar, dificultad respiratoria, fatiga y falta de oxígeno provocan diversos síntomas, como dificultades respiratorias, fatiga e inflamación de los tobillos. La insuficiencia cardíaca no se puede curar, sólo controlar. Por eso hay medicamentos que frenan su progresión. El objetivo es ayudar al corazón de la manera más efectiva, sin  forzarlo. Si usted sufre una insuficiencia cardíaca, su médico debe hacerle un seguimiento periódico. También es importante estar familiarizado con la enfermedad y ser capaz de identificar todos los signos y síntomas de cualquier cambio en el estado de la misma. Si usted sufre una insuficiencia cardíaca, su médico debe hacerle un seguimiento periódico. También es importante estar familiarizado con la enfermedad y ser capaz de identificar todos los signos y síntomas de cualquier cambio en el estado de la misma. Si usted tiene dificultades para respirar después de realizar una actividad que requiera un esfuerzo mínimo, deberá consultar con su médico. Algunas personas pueden tener que limitar la cantidad de consumo diario de líquidos. Esta restricción pretende reducir el esfuerzo realizado por el corazón. También debe controlar su peso periódicamente. Si usted engorda más de 2kg en tres días, consulte a su médico.

ARRITMIA

Una arritmia es una alteración del ritmo cardíaco. Hay varios tipos: si usted tiene bradicardia, su corazón latirá demasiado lento; si tiene taquicardia, su corazón latirá demasiado rápido. Si el latido del corazón es desorganizado, esto se conoce como fibrilación auricular (FA) y significa que el corazón no bombea sangre de manera eficiente. Esta es la forma más común de arritmia. Los síntomas de la fibrilación auricular pueden incluir palpitaciones, mareos, desmayos y, en ocasiones, pérdida de conciencia. Bradicardia y Taquicardia son una variación en la velocidad de contracción del corazón. Algunas personas no muestran ningún síntoma. La fibrilación auricular se suele detectar por casualidad, durante un examen físico realizado por su médico. Esta enfermedad se debe tomar en serio porque aumenta hasta seis veces el riesgo de sufrir un infarto cerebral. Hay medicamentos para ayudar al corazón a latir de forma regular y otros para diluir la sangre y reducir el riesgo de infarto cerebral. Una vez en tratamiento, podrá vivir una vida totalmente normal.

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

La lucha contra las enfermedades cardiovasculares comienza con la PREVENCIÓN de factores de riesgo.

¿Cuáles son estos factores? Se pueden dividir en dos grupos: factores de riesgo modificables. Los factores de riesgo no modificables. Los factores de riesgo no modificables son aquellos que, por desgracia, no se pueden controlar, como la edad, el género o el historial médico. Los principales factores de riesgo son la edad y el género. A partir de cierta edad, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares aumenta a partir de  los 40 años; en las mujeres después de la menopausia. En las mujeres el estrógeno actúa como agente protector. Las enfermedades cardiovasculares afectan a los hombres con más frecuencia que a las mujeres.

También deben tenerse en cuenta los antecedentes familiares. Si un familiar cercano ( padre, madre, hermano o hermana) ha sufrido una enfermedad cardiovascular, el riesgo de que la sufra usted aumenta.

Usted no puede controlar estos factores, por la que deberá concentrarse en los factores de riesgo modificables, que sí se pueden evitar.

Los factores de riesgo modificables son la hipertensión, el colesterol, la diabetes, la obesidad, el sedentarismo, el tabaco y el estrés.

¿Sabía usted que… en España, las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de fallecimiento?

HIPERTENSIÓN

La presión sanguínea es la presión ejercida por la sangre en las paredes de las arterias. Tiene dos valores: presión sistólica y presión diastólica (poscarga). La presión sistólica es la presión ejercida cuando el corazón se contrae y la presión diastólica es la presión ejercida cuando el corazón está en reposo. La presión ideal está entorno a los 120/80 mm Hg. La hipertensión se describe como una presión sanguínea superior a 140/ 90 mm Hg. La hipertensión es un importante factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, ya que quienes la padecen tienen un riesgo de sufrir un problema cardiovascular dos o tres veces mayor. Una presión sanguínea demasiado elevada no sólo hace que el corazón bombee más fuerte, sino que además puede dañar y endurecer las arterias. Promueve la formación de placas de arteriosclerosis y facilita la aparición de un infarto de miocardio o un infarto cerebral en cualquier momento. Más del 50% de las personas mayores de 65 años tienen una presión sanguínea elevada.

La hipertensión es difícil de diagnosticar porque no siempre se sienten los síntomas. Las consecuencias en el corazón a largo plazo pueden ser desastrosas, y puede incluso provocar problemas renales, de vista o vasculares, como insuficiencia renal, pérdida de visión y disfunción eréctil.

Por eso es importante y aconsejable tomarse la tensión periódicamente y a horas diferentes, ya que ésta varía constantemente a lo largo del día. Puede solicitar a su médico el control de la tensión o pedirle consejo sobre la posibilidad de adquirir un tensiometro, el cual debería estar reconocido por alguna asociación.

COLESTEROL

El colesterol es la grasa que hay en la sangre y que circula por las arterias. Las células y el cerebro lo necesitan para funcionar. La mayor cantidad es producida por el hígado, pero el 20% procede de la dieta.

Debe, por lo tanto, tener cuidado con las grasas animales, las cuales se encuentran en la mantequilla, los huevos, la carne y los pasteles. Un nivel de colesterol alto es uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Se cree que lo sufre casi el 36% de la población adulta. Cuando hay mucho colesterol en la sangre, parte de éste se adhiere a las paredes de las arterias y causa arteriosclerosis.

¿Sabía que hay colesterol bueno y colesterol malo? El colesterol malo (LDL) es el responsable de la formación de la placa que puede bloquear las arterias. Para determinar el nivel de LDL hay que hacer un análisis de sangre. El valor objetivo varía para cada persona y depende de la edad, el género y el historial médico. Pregunte a su médico cuál es su nivel óptimo de colesterol. El colesterol bueno se conoce como HDL y es el que ayuda a eliminar la placa de las arterias.

Un nivel alto de LDL es por lo tanto uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Es posible que le recomienden tomar alguna medicación para disminuir el nivel de colesterol y reducir la cantidad que se forma en el hígado. También es importante modificar el estilo de vida. Debe optar por una dieta baja en grasas saturadas y azúcares refinados, y alta en frutas, verduras y fibra. Coma más pescado y cocine con grasas y aceites vegetales, como aceite de oliva o maíz. ¡Recuerde hacer ejercicio! No olvide que lo que quiere es alcanzar y mantener una dieta controlada en colesterol.

¿Sabía usted que… a pesar de tener un estilo de vida saludable, algunas personas pueden tener un nivel de colesterol alto debido a un problema genético? Estas personas podrían necesitar tratamiento.

DIABETES

En primer lugar se debe distinguir entre diabetes tipo 1 y tipo 2.

La diabetes tipo 1, o la diabetes dependiente de insulina, se desarrolla normalmente en niños o adultos jóvenes. El páncreas deja de producir insulina, por lo que ésta ha de ser suministrada por otros medios.

La diabetes tipo2 es una enfermedad en la que el cuerpo no produce suficiente o no usa adecuadamente la insulina que produce. Este tipo de diabetes es la que se asocia principalmente a las enfermedades cardiovasculares y es provocada por el sedentarismo  a las enfermedades cardiovasculares y es provocada por el sedentarismo, la comida basura, la hipertensión y la obesidad. En estos casos el cuerpo no produce suficiente insulina para que las células utilicen adecuadamente el azúcar, por lo que el nivel de azúcar en sangre se mantiene alto, algo que puede dañar las arterias. La diabetes multiplica por cuatro el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Resulta, por lo tanto, importante mantener el nivel de azúcar dentro del rango adecuado. El riesgo aumenta todavía más si usted presenta otro factor de riesgo. Los valores objetivos de la presión sanguínea no son los mismos para los diabeticos, con inferiores: la hipertensión se diagnostica cuando la presión sanguínea es superior a 130/80 mm Hg.

Los niveles objetivos de azúcar en sangre para los diabeticos varían entre 72 y 126 mg/dl antes de las comidas y entre 90 y 180 mg/dl dos horas después de las comidas. Además del tratamiento con medicamentos, una alimentación sana y el ejercicio son otras formas de mantener a raya la diabetes.

Se aconseja realizar un estudio de prediabetes a todos los adultos con sobrepeso (índice de masa corporal mayor de 25 kg/m).

OBESIDAD Y EJERCICIO

El exceso de peso es un problema importante que asociado a una presión sanguínea elevada y a la diabetes, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. La grasa abdominal se debe evitar a toda costa, por lo que es importante medirse la cintura y calcular el riesgo. El tamaño de la cintura varía en función del género y debe ser inferior a 102 cm para los hombres y menos de 88 cm para las mujeres.

Utilice una cinta métrica para ayudarle a determinar la medida de su cintura.

¿Sabía que el porcentaje de adultos obesos en España es del 15%? Pero la cifra se vuelve más preocupante en cuanto a la obesidad infantil, ya que alrededor de un 16% de los jóvenes españoles de entre 11 y 15 años presenta síntomas evidentes de sobrepeso u obesidad.

Otra medida importante es el índice de masa corporal (IMC). El IMC ayuda a calcular el peso de una persona basándose en su estatura. El IMC se calcula dividiendo el peso (en kilogramos), por la estatura ( en metros), al cuadrado (un número multiplicado por sí mismo).

El índice de masa corporal se aplica sólo a adultos mayores de 18 años.

Clasificación del riesgo sanitario en función del IMC:

  • Menor de 18.50= Bajo peso
  • 50 – 24.99= Peso normal
  • 00- 29.99= Sobrepeso
  • 00- 34.99= Obesidad clase I
  • 00- 39.99= Obesidad clase II
  • 00 o mayor= Obesidad clase III

Un peso saludable equivale a un IMC entre 18.50 y 24.99 kg/ m

¿Cómo conseguir un peso saludable?

Hay que recordar tres puntos clave:

  • Propóngase una meta alcanzable.
  • Plantéese cómo llegar.
  • Identifique el camino que le lleve a cambiar su comportamiento.

Se recomienda una dieta equilibrada y planificada para ayudarle a limitar el consumo de comida rápida. Cada día más españoles comen fuera, ya sea con la familia o con los colegas del trabajo. Es importante escoger comida sana. Opte por ensaladas o verduras en lugar de frituras. Recuerde que las porciones que se sirven en los restaurantes no tienen el mismo tamaño que las que nos servimos en casa.

Muchos de nosotros optamos por dietas de adelgazamiento. Si bien es cierto que provocan una pérdida de peso rápida, hay que tener cuidado con estas dietas milagro. Son muy restrictivas y aumentan el riesgo de sufrir alteraciones nutricionales, y por lo tanto problemas cardiovasculares. El peso que se pierde se suele recuperar. Es aconsejable informar a su médico antes de empezar una dieta.

El ejercicio resulta clave para conseguir un peso ideal. Haga simplemente 30 minutos de ejercicio moderado (correr, marcha rápida, natación, etc.) al día. La actividad física no significa necesariamente practicar un deporte, lo único que necesita hacer es moverse. La actividad física periódica le ayuda a perder peso y a disminuir el nivel de colesterol en sangre, el nivel de azúcar en sangre, la sensibilidad a la insulina y a la presión sanguínea, disminuyendo así el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. ¿Está pensando en apuntarse a un programa de gimnasia? Coménteselo primero a su médico para estar seguro de que su estado de salud se lo permite.

TABACO

El tabaco es la adicción más extendida. Es la primera causa evitable de muerte en el mundo. Se produce una muerte cada 6 segundos. Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), el tabaco provoca cerca de 50.000 muertes anuales en España. El tabaco es uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Estrecha las arterias, aumenta la presión sanguínea y promueve la formación de arteriosclerosis. Dejar de fumar provoca beneficios inmediatos y duraderos. El riesgo de sufrir un infarto de miocardio empieza a disminuir ya a las pocas horas de dejar de fumar. Después de 15 años sin fumar, un ex fumador tiene el mismo riesgo de sufrir un infarto que alguien que no haya fumado nunca. Para dejar de fumar debe empezar por fijar la fecha en la que lo vaya a dejar y pensar cómo lo va a hacer. Existen medicamentos recomendados por los médicos, así como algunos productos que se venden sin receta. Hable con su médico sobre el tema para decidir cuál es el más adecuado para usted.

También deben tenerse en cuenta los antecedentes. Si fuma, es hora de pensar en dejarlo. Los beneficios de dejar el tabaco son muchos. Su salud empieza a  mejorar a las tres horas de haberlo dejado. Después de unos días, podrá hacer más actividades físicas y notará cómo mejoran los sentidos del gusto y del olfato. Después de un año, las posibilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular se reducirán a la mitad.

¿Sabía usted que… el tabaquismo pasivo aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares ente no fumadores hasta un 20%? Contiene hasta 4.000 compuestos químicos, por lo que resulta crucial intentar conseguir un ambiente libre de humos.

ALCOHOL

El consumo de grandes cantidades de alcohol es malo para la salud cardiovascular. El alcohol aumenta la presión sanguínea y aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. El consumo excesivo de alcohol, como puede ser la ingesta de grandes cantidades de alcohol en una sola ocasión, puede provocar arritmia cardíaca y aumentar el riesgo de muerte. ¡Más vale prevenir que curar! Un consumo de alcohol de bajo riesgo equivale a dos bebidas estándar al día para los hombres. No se recomienda a las mujeres superar las 10 bebidas a la semana, ni a los hombres las 15 bebidas a la semana. Por bebida estándar se entiende el equivalente a un vaso de 150ml de vino, un vaso de 350ml de cerveza, o un vaso de 45ml de bebidas alcohólicas de mayor graduación. Tenga en cuenta que no se pueden tomar todas las bebidas en una sola ocasión.

GESTIÓN DEL ESTRÉS

El estrés, como tal, no es malo, pero resulta perjudicial cuando es continuado. Puede abrumar y limitar sus posibilidades. Estar estresado también afecta a la salud cardiovascular. Cuando uno está estresado aumentan la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, disminuyen los niveles de insulina y se contraen los músculos y las arterias. El resultado puede provocar daños en las arterias. Para aliviar el estrés debe identificar sus fuentes e intentar evitarlas.

Algunos factores de estrés pueden ser los plazos de entrega en el trabajo, objetivos inalcanzables o problemas económicos. También debe darse tiempo para relajarse y hacer cosas que le gustan. Puede pasar tiempo con amigos, meditar o hacer  yoga. El ejercicio físico también es una buena forma de combatir el estrés.

MEDICACIÓN

En definitiva, usted comprobará que existen muchos medicamentos disponibles para tratar las enfermedades cardiovasculares. Es importante tomarlos tal y como se prescriben y recordar que deben ir acompañados de una buena gestión de los factores de riesgo. Recuerde que su médico está siempre ahí para ayudarle y responder a sus preguntas.